SUEÑO DE CAMPEONES

Publicado: 1 junio, 2015 en Artículos Opinión, Yo soy de Santutxu

Athletic_1931

Escribo esta columna sin saber quién será el campeón de Copa de 2015, pero será publicada y leída cuando el partido haya sido celebrado. No pensaba platicar sobre fútbol porque, según pasan los años, está dejando de ser un deporte para transformarse en un fenómeno hábilmente utilizado por el sistema para aborregarnos. Sin embargo, la final tiene un toque de romanticismo sobre el vil metal -¡guardando mucho las distancias, claro!- ya que en resumidas cuentas no es más que once millonarios (Athletic) contra once multimillonarios (Barcelona).

athletic-1943

Asisto atónito a acalorados debates de uno u otro equipo. ¡Cuánto anhelan que su escuadra se alce con la victoria! Esto me hace reflexionar sobre los valores deportivos como forma de aprender a compartir, mucho más importante sin duda que competir. He llegado a la conclusión, por supuesto con excepciones, de que los aficionados se dividen entre los que alguna vez han hecho deporte (que pueden ser de unos colores, pero en el fondo, como enamorados del deporte que son, quieren que gane siempre el mejor y aplauden al campeón), y los que no (que lo único que les interesa es que venza su equipo, sea justo o no). Nadie duda de que el Barcelona sea posiblemente el equipo más poderoso del mundo en estos momentos, pero a veces, los astros, los planetas y el universo entero conspiran para que uno pueda derrotar al mejor, y a eso me agarro como aficionado rojiblanco. ¡Ahí está, verdaderamente, el romanticismo del que hablaba al principio! El éxtasis de David doblegando a Goliat. Todo el mundo se acuerda de David, como todo el mundo quiere que gane “el bueno” de la película, aunque “el malo” sea más alto, más fuerte y más rápido, porque como proclamaba Pelé: Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar. Sería, sin duda, el triunfo del destino que domina a la razón. ¡EL ATHLETIC TXAPELDUN! Athletic2

Y si no vence, siempre queda la nobleza del soñador sobre la prepotente realidad, que por esta vez ha vuelto a imponerse, envidiosos y temerosos de que pueden matar al soñador, pero nunca el sueño. Un sueño de campeones.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

Anuncios
comentarios
  1. Ibai dice:

    Muyyy buenoo ese loritoooo ATHLETIC TXAPELDUN!!!;

  2. Beñat dice:

    Una opinión diferente sobre los enamorados del deporte. Aplaudir al campeón y reconocer quien fue mejor en el partido si (se gane, se empate, o se pierda), pero cuando juega el Athletic, que gane por favor.

  3. estherllull dice:

    Estar arriba es muy difícil y conlleva mucho sufrimiento, la mayoría de la gente se viene abajo en cuanto toca un poco el arriba, pero Barcelona tiene eso que se ha sabido mantener, pero Bilbao tiene algo todavía mejor que es la ambición casi intocable. No importa hablar de dinero, el dinero se tiene si se tiene poder y ambición. Lo importante es hablar de ambición y Bilbao la tiene y no creo que se venga abajo!!! Mucha suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s