LA «SÚPER» MUJER

Publicado: 20 agosto, 2018 en Artículos Opinión

No es de ahora.

Tengo pasadas ya las cuatro décadas de existencia terrenal y ya en mi época de bachillerato supe que las chicas eran mejor en los estudios. En la Universidad, presencialmente, ganan a los varones por goleada.

El fracaso escolar, en general, es cosa de chicos.

Lo sé, porque yo fui uno de esos muchachos.

Mujer ejecutiva exitosa

Las jóvenes se licencian y muchas obtienen buenos puestos bien remunerados en grandes empresas. Trabajan duro, sí. El mercado laboral capitalista les exige que vivan, por y para, la profesión que desempeñen.

Sin embargo, alrededor de los treinta, el reloj biológico llama. ¡Alerta! Si quieren disfrutar de la maternidad, no deben demorarse mucho más. Llegar a lo más alto de la pirámide social choca frontalmente con el deseo de ser madre. La competitividad obsesiva por promocionarse en grandes firmas y corporaciones entra en conflicto con otra aspiración vital: la ambición de tener un niño. Incluso, la prioridad de formar una familia si a su lado tienen un hombre que aman, va a chocar con medrar en el trabajo.

Este debate, ya lo analicé en otro post anterior titulado: «Feminismo, capitalismo y niños».

Si esas mujeres tienen una pareja estable que gana bien, la decisión podría ser más fácil. Si tienen una pareja que no gana lo suficiente para mantener a ambos y el futuro retoño, mal asunto. Y, si no tienen pareja, asunto (casi) imposible.

¿Imposible?

No, si es una «súper» mujer.

«Superwoman»

Una «súper» mujer se levanta a las 6 de la mañana. Hace el desayuno de sus hijos. A lo mejor, la da tiempo de ir a hacer footing o a un gimnasio cercano antes de ir a trabajar. Más tarde, en la oficina, en su exigente posición de ejecutiva trabajará 14 horas, con media hora para comer cualquier basura del «fast food». Concluida su jornada laboral llega a casa, puede que haga una cena rápida de microondas a sus mozuelos que han estado en el colegio o guardería y en actividades «extraescolares». Posiblemente, alguien contratado cuida a los nenes y hace las tareas del hogar en ausencia de ella, y de su pareja (si la tuviera). Y, para rematar, nuestra «heroína» volverá a trabajar frente a su ordenador un par de horas más antes de acostarse. Rozando la medianoche caerá rendida de agotamiento para volver a levantarse a las 6am y repetir el disparatado bucle en el que se ha metido.

¿Y el hombre no hace nada? ¿Es que su marido se toca la picha? Pues no. Su compañero de vida, seguramente, haga lo mismo que ella. Así que, ninguno de los dos está con ninguna gana de renunciar a sus carreras. Ambos, están concentrados en llegar a lo más alto.

Claro que no todas las mujeres tienen tanta «gasolina».

Conciliación laboral

Algunas, piden una reducción de jornada. Otras, un horario menos exigente. Cada cual en sus posibilidades para poder compaginar maternidad y trabajo. Aunque, si tienen la posibilidad económica para pagar a una niñera, o niñero, mejor. Este momento sería, para ellas, un punto de inflexión porque su cenit laboral se alcanzaría y ya no subiría más, en general, cuando son madres. Es su emancipada elección. Nadie debería juzgarlo, es lo que desean y lo eligen libremente. La carrera laboral queda en un segundo plano, por decisión propia. Esta es una razón objetiva por la que hay más hombres que mujeres en posiciones de poder, y no, otra.

Las mujeres que llegan a los más altos estatus piramidales de mando, al éxito incontestable de sus profesiones, son aquellas que han sacrificado todo por su carrera.

TODO.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

Anuncios
comentarios
  1. Nevermind dice:

    Corrígeme si me equivoco, pero creo entender que quieres expresar que la decisión que tomamos las mujeres de tener hijos o no, determina nuestro futuro laboral y acota la altura de nuestro éxito hasta el momento del parto, punto a partir del cuál, se jodió ascender. ¿Me equivoco? Pues si es así, tengo que decir que tu percepción puede ser la del panorama actual, pero no debería ser nuestro futuro, de hecho, es una vergüenza que se quiera perpetuar éste modelo de sociedad. Si se hace, es porque le viene muy bien a la sociedad capitalista. Mujeres que producen “gratis”. Madres de futuros consumidores, educadoras en casa, cuidadoras, porque ¿Quién suele cuidar a sus mayores? Amas de casa trabajando 7 días a la semana 24 horas al día y encima, la mayoría, con trabajo remunerado por unas horas. Si, superwomans, pero por necesidad, no por voluntad normalmente.
    Muchos hombres siguen creyendo que “ayudan” en casa, eso es una enfermedad a erradicar. Si se hicieran las cosas realmente a medias no habría problema, o los hombres empezarían a protestar. ¿Baja maternal? La misma para los dos progenitores, empezando por ahí, que no se tenga que decidir el empresario por un hombre porque no le vaya a coger esa baja; obligatoria. ¿Quién lleva a los niños a las tutorías del cole, al dentista, al médico, a extraescolares etc…? ¿Por qué siempre se presupone que es la madre la que por naturaleza debe hacer esas cosas en detrimento de su tiempo para hacer carrera laboral? ¿Que es nuestra decisión? No.
    En mi opinión, son ya muchos siglos bajo una presión que ahora subyace intentando ser silenciosa porque sería políticamente incorrecta, pero no hay más que ver anuncios en la televisión para darse cuenta de dónde nos siguen queriendo a las mujeres. En las trincheras del hogar, produciendo gratis bienestar y protección para futuros consumidores que perpetúen el modelo. Y quien piense que ésto beneficia a los hombres… por favor… ¿Cómo se le mira a un hombre que ha decidido cogerse reducción de jornada e incluso dejar su carrera para estar con sus hijos si puede permitírselo? Tampoco los hombres son libres en ese sentido. Y ahí dejo quizás mi deprimente opinión. Ojalá menos superwomans y más personas sin tener que ser definidas por su sexo.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s