Archivos de la categoría ‘Artículos Opinión’

Fotograma del film «Sin perdón» de Clint Eatswood

Voy a hacer un pequeño post reflexivo sobre un tema que me preocupa y, a la vez, me molesta.

Los valores masculinos de ser ambicioso y valiente, de afrontar las dificultades, de conquistar, en definitiva, de crecer y sacar lo mejor de uno mismo, se ha perdido en el cine.

Westerns como «Sin perdón» o films de acción como «Rambo» representan un arquetipo de hombre que en la actualidad no se ve: el héroe, con sus excelentes virtudes y sus jodidos defectos.

Sí, muchos defectos que, sin embargo, le daban una dimensión poética al protagonista, con sus caídas y sus laureles.

La moda, o la dictadura, de lo políticamente correcto ha matado este arquetipo. La época de films como «Solo ante el peligro» con Gary Cooper enfrentándose a todos en un duelo final crepuscular está, por ahora, finiquitado. Es el turno de las soporíferas víctimas.

Y es que la política lo pudre todo.

Vale, de acuerdo, el perfil idealista de un héroe sin mancha no es serio. Sin embargo, la visión pesimista sine die, tampoco.

Fotogama de «Rambo» (1982) dirigida por Ted Kotcheff

Parece que, en nuestros días, el mensaje que nos comunican constantemente es que todo está mal y que el ser humano no tiene remedio.

Ahora tenemos que soportar largometrajes que o son basura propagandística política o defienden la ideología en boga. Tenemos el ejemplo de Los Goya en 2019: una gala adornada con una perorata «buenista», que se le hace a uno ya insoportable.

En resumen: poco cine y mucho adoctrinamiento.

Y ya sabemos, los que llevamos algunas primaveras en el planeta, que la única ideología que da la puta cara permanentemente en el mundo es el mercado. Paciencia, porque la invención de lo políticamente correcto pasará. Ya se vislumbran en el horizonte ciertos claros en estos nubarrones dictatoriales que oprimen el séptimo arte y, pronto, otras primicias mercantiles se impondrán.

Por mi parte, espero y deseo que sean mucho más sanas que las actuales.

No obstante, lo atemporal continuará, porque no tengo duda que films épicos y legendarios como «El hombre que mató a Liberty Valance» seguirán resistiendo el paso del tiempo, y truños ideológicos como «Capitana Marvel» caerán pronto en el olvido.

En un olvido bien merecido.

Ritxard Agirre https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

 

 

Anuncios

La frase que da título al post la he escuchado de muchos deportistas, sobre todo, en mi niñez y adolescencia. Esa reflexión la extrapolo a lo social y caigo en la cuenta de que es lo mismo. Me explico: para llegar al estado de bienestar que disfrutamos se ha tenido que pasar una serie de fases. Nuestros padres sufrieron una dictadura. Nuestros abuelos sobrellevaron penurias e incluso hambruna. Ahora, nuestra generación goza de un nivel elevado que muchos países quisieran.

Lo «gracioso» es que conozco a muchos que detestan el país en el que viven.

Lo detestan, pero no se largan.

No se largan con viento fresco porque quieren imponernos su ideología teórica. Hablo de los colectivos de corriente marxista. Su lógica es que todo da asco, da asco el sistema, da asco el capitalismo, da asco la cultura que no les baile el agua; en definitiva, da asco España.

Quieren ir «más allá» porque, para ellos, no vivimos en un país democrático y libre.

¿Y qué es «más allá»?

No me voy a extender porque la réplica es la vida actual y la guerra cultural que se libra, y ya hablo en mis posts de la «Matrix progre».

Así se ve el «progre»

Regresemos a la manida expresión deportiva: «Lo difícil no es llegar; es mantenerse».

Esta sentencia es una verdad como que la catedral del fútbol es San Mames. Aunque nuestros antepasados lucharon para que nosotros tengamos lo que hoy gozamos, debemos asumir la misión más complicada, que es defender con uñas y dientes lo conseguido.

La historia está llena de ejemplos de imperios que se autodestruyeron, paulatina o vertiginosamente, una vez llegados a su cenit. ¿Por qué? Por la corrupción cultural de su sociedad, no por agentes externos (invasiones, etc.), sino desde dentro.

Eso nos está ocurriendo.

Ningún país democrático permitiría el adoctrinamiento ideológico que sufren nuestros niños y jóvenes en las instituciones educativas, el mamoneo que existe en los medios de (des)información tradicionales, los decretos de leyes sexistas como la LIVG, la asimetría penal por sexos, etcétera.

Y no me extiendo para no repetirme. Insisto, podéis entrar en el bloque «Matrix» de mi blog, donde desgrano mejor estas cuestiones.

Estos jóvenes, y no tan jóvenes, marxistas viven su ideología desde la teoría. No aceptan que esa doctrina, histórica y actualmente (véase Cuba, Venezuela o Corea del Norte), sea un fracaso.

Los marxistas antisistema que gozan de su iPod en España deberían ir a los países que he mencionado; sería un buen antibiótico, pero no lo hacen. Ni tampoco leerán «Archipiélago Gulag» de Solzhenitsyn, un excelente anticuerpo contra el cáncer que representa el comunismo.

Alexander Solzhenitsyn, premio Nobel de Literatura en 1970

Y el comunismo es tan «bueno» que en la extinta RDA construyeron un muro para que nadie escapara. En Cuba, encarcelan a los disidentes y, si se ponen un poco rebeldes, los fusilan. Si algún «progremarxista» me lee, lo invito a que piense en cualquier país de ideología similar y observe que es un patrón que se repite.

Pero conociendo la historia y el presente, ¿por qué sucede todo esto?

Porque nuestro cerebro está programado para la supervivencia y no para la felicidad.

Durante eones nuestra mente ha tenido que estar preparada para sufrir, matar incluso, para continuar respirando. Y como eso ya no es necesario, al menos aquí (recordemos que somos unos PRIVILEGIADOS), hay que desprogramar nuestro cerebro. No necesitamos el drama ni la confrontación.

Os pongo un ejemplo personal. Hará diez años fui a Ecuador y estuve con niños con muchas carencias en un barrio pobre. De voluntario, pude observar que aquellos chiquillos, con todos sus problemas, eran mucho más felices que yo. No me extenderé explicando esta obviedad porque lo va a hacer Jesús en esta cita evangélica:

Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástele a cada día sus propios problemas.

(Mateo 6:34)

¿Y qué hace la corriente marxista?

Busca la crispación y la guerra de ideas. Sabe que el precio del bienestar es el «aburrimiento» y, por ejemplo, se ha regresado a una guerra de sexos que fue trascendida hace décadas en los países occidentales y desarrollados.

El muro de Berlín, frontera interalemana desde el 13/08/1961 hasta el 9/11/1989.

Caer en la falacia «progre» de que vivimos oprimidos en una dictadura es tan insultante como decir que en Venezuela se come «tres veces al día». Ese es el nivel de los políticos sociópatas y sin escrúpulos que sueltan este tipo de mantras irresponsables y que las mentes sensibles y frágiles se creen.

Ir «más allá» es regresar a las cavernas. Es dar la curva. Nuestro cometido, como dice el profesional del deporte que tras mucha voluntad y esfuerzo llega a la élite, es MANTENERNOS. Poseemos derechos individuales y una calidad de vida que casi cualquier habitante del planeta desearía para sí.

Es nuestra responsabilidad que el sudor y la sangre incluso que derramaron nuestras familias y antepasados no sea en vano. Ellos transitaron un camino espinoso.

No obstante, el deportista tiene razón, lo más difícil todavía está en nuestras manos.

Y eso es salvaguardar lo conquistado.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

 

 

Quiero aprovechar para dar las GRACIAS a todas las mujeres valientes que han dado su permiso para, con su imagen, lustrar este post.

Nunca me han convencido los días internacionales de nada. Absolutamente, de NADA. Ya sea el día de la mujer, o el día del orgullo gay o cualquier otro.

¿Por qué?

Porque lo que se celebra a modo de «reivindicación» se frivoliza, y lo que no se celebra se NORMALIZA.

Tal vez, el asunto de fondo, y la verdad que aquí subyace, es que no se desea normalizar.

El único día internacional que me causa simpatía es el del niño, y por razones obvias: son menores y necesitan de toda nuestra atención y amor. Sin embargo, en el caso de los adultos, sea cual sea su colectivización y más en el mundo occidental, es, sencillamente, narcisismo ideológico.

No obstante, no quiero desviar del tema del post, así que visitemos el 8M actual, que se «celebra» este viernes.

Hasta el año pasado había sido el día de TODAS las mujeres trabajadoras, pero dejó de serlo para convertirse en la fecha para una huelga feminista partidaria. Esta ideología política basada en el marxismo tiene el objetivo de destruir el estado, las instituciones tal y como las conocemos, y, cómo no, la familia tradicional. La corriente «progre» ególatra se ha apropiado de esta jornada reivindicativa, y las mujeres que no son «femimarxistas» ya no están representadas.

Porque es FANATISMO puro.

Y, en mi opinión, el fanatismo es el refugio de los mediocres y los pusilánimes.

Sin anestesia podemos decir que las doctrinas que demandan el 8M son varias y disparatadas, como para echar sapos y culebras. Solo por enumerar algunas:

  1. Cuotas por discriminación positiva y no por mérito (carguémonos la meritocracia).
  2. Una justicia basada en la FE, es decir, en la palabra de la mujer antes que en los hechos o las pruebas (anulemos la presunción de inocencia del varón).
  3. Más poder, más dinero y más subvenciones para llevar adelante sus políticas (continuemos con el discurso «victimista» o se termina el negocio).
  4. Etcétera.

Estoy aburrido de que esta izquierda populista y sin escrúpulos se apropie de todo. Harto de escuchar proclamas supremacistas tipo: «no se puede ser buena persona y de derechas», «no es posible ser feminista y de ideología liberal», «es una traición ser gay y votar a partidos conservadores», «ver porno es machista y opresión patriarcal» …

Muy harto de esta pedantería de nivel OLÍMPICO.

Sin embargo, sí es muy estupendo y muy «chachi-progre» enseñar las lolas en las iglesias chillando a pleno pulmón, decir «todes», criminalizar al hombre por el simple hecho de haber nacido con «gajo y badajos», inducir a la autocensura por el régimen de lo «políticamente correcto», proscribir lecturas y canciones porque afecten a su extrema hipersensibilidad epidérmica…

«Vamos, ¡por favor!, pero si eso es la búsqueda de la igualdad. Debemos deconstruir el heteropatriarcado capitalista», dirán ellos condescendientes. Claro, todo eso es «lo más de lo más», como creo recordar que decía Joaquín Luqui, el famoso locutor de radio que acompañó ratos de mi adolescencia: «Tú y yo lo sabíamos, seguro, será tres, dos o uno» (ya sé, me ha invadido un soplo melancólico, denme la licencia :)).

Noelia Garcia, desde Asturias, TAMPOCO apoya el 8M.

En conclusión, las mujeres de la generación de mi madre, en general, han sido y son las verdaderas feministas. En su tiempo, con un machismo REAL, hicieron entender al mundo que no hay un sexo superior. Hay dos sexos que se complementan. Eso es una visión admirable, respetable y madura de la vida. Comprendieron que reclamar sus derechos como seres humanos no es llevar el pelo lila con pancartas de «machete al machote» o «ante la duda, tú la viuda» …

NO.

Es entender que son iguales al hombre sin dejarse pisar. Demostraron su valía con su trabajo y esfuerzo personal. No tuvieron ínfulas electoralistas ni partidistas, ni mucho menos buscaron culpar a los hombres de todos sus males. Fueron muchas antes y otras tantas ahora, las que no se alinearon a esa perorata, que son madres (o no), trabajadoras e independientes. No necesitan odiar a ningún varón ni a ningún abstracto «patriarcado», no necesitan cupos ni leyes especiales ni mucho menos privilegios. No entran en el arquetipo «progre», no se dejan aleccionar con el discurso de que necesitan un Estado paternalista que las empodere y las sobreproteja para que puedan ellas así conseguir sus metas por sus propios medios. (Toma ironía e incongruencia nivel «leyenda». ¿Acaso no es eso verdadera condescendencia «patriarcal»?). Y esto es todo lo contrario a la IGUALDAD.

Desde luego, mayor incoherencia y peor insulto no cabe.

Porque el feminismo burgués y de salón, el de «mi madre me mantiene, me lava las bragas, y yo, desde mi iPod de última generación, demuestro en Twitter lo rebelde que soy», es infantilismo puro, provocado, adrede, por un estado sobreprotector que busca generar personas inmaduras a las que poder controlar.

«En Occidente, las mujeres no viven en ningún patriarcado. Es una estupidez que descalifica cualquier análisis»

(Camille Paglia, feminista, escritora y profesora universitaria)

Ritxard Agirre https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

 

 

NO EXISTE SUFICIENTE PUNK

Publicado: 25 febrero, 2019 en Artículos Opinión

Una cita de Jiddu Krishnamurti en la calle Iturribide del «Botxo» (Bilbao)

Recuerdo los grupos punk de los 80, ¡cómo serian ahora y qué cantarían! Echarían pestes del posmodernismo, del feminismo pop, de Podemos, de lo que es, en definitiva hoy, prohibido criticar. Más transgresión y rebeldía falta. Pero rebeldía de la de verdad, no de la políticamente correcta: “¡ay, no canto esto porque dice «mariconez»(sic)!”. Lo que se quiere decir con estos soliloquios absurdos es: “¿veis qué buena y qué «progre» soy?”

Narcisismo nivel INFINITO es lo que es.

La mentira es la que manda, la que causa sensación. La verdad es aburrida, ¡puta frustración!

«Cicatriz»

Portada LP «Cicatriz»

Hoy en día hay muchas razones para cagarse por todo lo alto en muchas ideologías.

El punk apenas permanece en el panorama musical y es triste porque es más necesario que nunca. Además, si existiera, ninguna discográfica se atrevería a darles voz, ya que la industria discográfica también está amordazada por la Matrix de lo «correcto». Y, por supuesto, también lo están las grandes empresas, e incluso, Hollywood.

Lo de los Oscars este año es como los Goya: poco cine y mucho adoctrinamiento.

Sin embargo, son modas, y el dinero no tiene ideología alguna. Pronto pasará y, otras novedades, vendrán. Mientras tanto, hay que soportar el posmodernismo y su delirante «posverdad».

Y, claro, así nos va. Aguantando el chaparrón.

Mogollón de gente vive tristemente. Y van a morir democráticamente. Y yo, y yo, y yo no quiero callarme. La moral prohíbe que nadie proteste. Ellos dicen mierda nosotros amen. Amen, amen, a menudo llueve.

«La Polla Records»

«La Polla Records» en vivo

En las generales, el 28 abril, auguro una hostia de órdago en la izquierda, por demagoga e incoherente. Se han aprovechado desmedidamente de las emociones de los ciudadanos y han mercadeado con populismos.

Es necesario que el cáncer dirigente de los partidos de izquierda se purguen y vuelva la gente sensata y pragmática, como en los ochenta, como la buena borrachera de libertad que entonces se respiraba, como el buen punk de antaño. A estos políticos «progres» solo les interesa el poder y tratan al votante como si fueran imbéciles. Son hostiles de lo sensato y buscan conflicto, caos y odio. Nos tratan como borregos sin opinión. Manipulan a los estudiantes y a los jóvenes, como han hecho los totalitarios siempre en la Historia de la Humanidad. No desean que nos cuestionemos nada y anhelan que sigamos sus trastornados mantras.

Enemigo público número uno, porque no aguantas que te joda ninguno.

Sin encontrar un puto oficio, porque eres carne de presidio!

¿qué hacer? te preguntas. No vas a ser un pardillo

Aprieta el gatillo!

«Tijuana in blue»

Esta izquierda ansiosa de poder y sillones de gobierno, como le decían unos jóvenes que han «despertado» a Errejón en Madrid, nos ven como activos empresariales y, cuando observan que algunos se revuelven, entonces, les dan por amortizados y buscan más ovejas por otros pastos mucho más inmaculados.

No te busques en el espejo, no te encontrarás jamás,

tu rostro está desfigurado en el carnet de Identidad.

El rebaño está tranquilo, los perros lo han recogido,

mientras tanto en los despachos, se cogen buenos empachos

«MCD»

Llega un momento que hay que abandonar las ideologías. No son ciencias, son teorías. Y, esas teorías, encadenan al ser humano en locos dogmas donde no se puede disentir. Cuando la ideología se alza sobre la persona, entramos en un totalitarismo suicida. Su arma más potente es el MIEDO.

Porque, a mi parecer, las ideologías, todas, son miedos a ser libres.

Nunca he aprendido la lección, todos los días igual,

cuelgo mis pies sobre el Nervión, abajo tengo la solución: suicida

Portada Lp «Tijuana in blue»

Son sus creencias o nosotros. Su fe en sus doctrinas o nosotros. Su religión o nosotros. Son sectas demoledoras. Quieren destruir nuestra libertad e individualidad. ¿No es mejor tener la independencia, incluso, de equivocarnos?

Los pastores y las ovejas es cosa del Antiguo Testamento. Hasta que llegó Jesús con el Nuevo Testamento, con su enfoque anarquista y libre de la vida, de la no-imposición y del no-juicio.

Y, antes que Cristo, Buda.

Y Sócrates.

Y, muchos otros, ¡que se atrevieron a ser libres!

Y tú, y yo, y nosotros, si ponemos los suficientes huevos y ovarios en su ejecución.

La religión de todos los hombres debe ser la de creer en sí mismos.

«Jiddu Krishnamurti»

Ritxard Agirre https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

 

 

Flanqueado por el sensei Eduardo Pérez (izquierda) y Ángel Suberviola (derecha)

Me apunté a Karate al cumplir justo los 40. Así que, supongo, algo hay de cierto en el mito de la crisis de la cuarentena.

Veo gente que a esa «trascendente» edad cambia de coche, de mujer o, incluso, de ambas cosas. Sin embargo, eso es tirar a lo fácil. En mi caso, fue más difícil todavía, es decir, fue apuntarme a aquello que quise de crío y no me permitieron (mi aita decía que era de «maricones», por los gritos y eso).

Y es que todo responde, si lo piensas, a un mismo patrón o arquetipo, que es buscar las sensaciones de felicidad que alguna vez tuvimos.

Sí. En verdad, buscamos aquello que nos hace sentir bien, y, si llega la «crisis», puede que sea cambiar de amor, sustituir el coche familiar por la Harley Davidson que siempre soñamos, o cambiar el sofá y las series de Netflix por las viejas películas de Bruce Lee que de chiquillos deseábamos emular.

Practicar algo tan exigente como un arte marcial en la madurez, o como dicen los románticos, en «la edad serena», tiene sus ventajas y desventajas.

Las desventajas son obvias: menor capacidad de recuperación, casi nula explosividad, poca elasticidad…

Sin embargo, para alguien como yo, que ha competido en deportes tan lejanos al karate como el ciclismo en la adolescencia y waterpolo en la juventud, a día de hoy, el karate es un regalo.

Y lo es porque aprendo a practicarlo sin más ambición que pasar un buen rato. Cierto es que los que hemos competido nos guardamos, de forma inconsciente, algo dentro de nuestras fuerzas para sacarlo cuando nadie lo espera. Porque competir te enseña tus límites, te obliga a conocerte y te hace ser estratega.

Y aprendes que, muchas veces, el mejor no es el más fuerte, sino el más listo.

Y esto se extrapola a cualquier deporte.

Y, también, a la vida.

Simpática foto con los compañeros de «Karate Samurái»

Tengo la fortuna de acudir como alumno a la escuela «Samurái» con los instructores, profesores, maestros o sensei (como más correcto sea llamarles), que disfrutan de lo que hacen, y cuando se disfruta, se aprende.

Sí, igual que los niños.

Aquello que los nenes aprenden jugando no se les olvida.

Mis clases son con gente, en general, mucho más joven, algunos, incluso menores. Es evidente que yo y algún carroza más que hay por ahí no podemos ni debemos compararnos con esos imberbes.

No obstante, sí somos más conscientes y podemos compartir con esas nuevas generaciones, desde la nobleza que exigen las artes marciales, un profundo entendimiento de sus sueños y, por qué no, recordar que también nosotros fuimos como ellos: alocados y despreocupados.

Es evidente que, un poco de envidia por esa inconsciente juventud, sí que hay.

Sin embargo, después de tres años de katas y clases, creo que tomé la decisión acertada; porque el coche se rompe y los amores van y vienen, pero el karate es como la vida: un camino sin final, un sendero que, si lo contemplas con ojos inocentes, es un constante aprendizaje.

El karate por el karate, no como «medio» de llegar a nada, sino como «fin» de ser, estar, disfrutar y compartir.

«Arte marcial» es una expresión curiosa y nada al azar. «Arte» es algo libre y yin, y «marcial» lo contrario, algo rígido y yang. La combinación de ambas es lo ideal.

Eso es lo que se aprende en «la edad serena» y que, seguramente, no hubiera sido capaz de ver en «la edad loca».

Oss…

Ritxard Agirre https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

 

 

La izquierda está en crisis galopante, y el auge de la derecha es una realidad en España y, también, en el mundo entero. La nula autocrítica de la izquierda populista y «progre» beneficia que los partidos con programas conservadores suban como la espuma.

Sí, como la jodida espuma.

Y aunque me vienen a la mente muchas causas de esta deriva, solamente voy a exponer tres razones, para mí, muy importantes.

  1. Políticas de género

Durante mucho tiempo, años, el chantaje emocional ha servido a los «progres». En las políticas de género, por ejemplo, si disertabas en contra, su argumento reduccionista se limitaba a un «es que tú eres un machista y debes deconstruirte».

Ya, es de risa.

Y esta respuesta es de las educadas, y uno la recibe con suerte, que las hay mucho más execrables aún. En verdad, generalmente, las «femiprogres» marxistas y sus aliados llegan rápido al insulto o a la descalificación.

Recordemos que la «Ley de Violencia de Género» es una ley que vulnera la presunción de inocencia de la mitad de la población (hombres) y vulnera el artículo 14 de la Constitución que aboga por la igualdad ante la ley más allá de la raza, religión y, por supuesto, del SEXO.

El fracaso de las políticas de «género» es un HECHO

Y, a los que no les guste la Constitución Española, debo remarcarles que esto también viene recogido en La Declaración Universal de Derechos Humanos en su Artículo 7: «Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación».

¿Pero qué ocurre verdaderamente con esta chifladura ideológica «femimarxista»? ¿Es que acaso creen que no se puede ser de izquierdas y estar en contra de las «políticas de género»? ¿De verdad lo piensan?

Que se lo hagan mirar…

  1. Patriotismo

La izquierda, es evidente, tiene un serio problema con el sentimiento español. Considera, al parecer, que ser devoto de la bandera española y ser de izquierdas es incompatible.

Cataluña es un buen ejemplo.

No aplican la ley ante el claro golpe de estado de los radicales políticos catalanes o, mejor dicho, ante su intento de rebelión separatista saltándose a la torera la legalidad.

¿Acaso se cree esta izquierda marxista que los votantes de izquierdas desean la fractura de España? ¿En serio?

¿Creen que los votantes de izquierda se descojonan cuando sale un pseudohumorista sonándose los mocos con la bandera nacional, y curiosamente, nunca hay chanza con cualquier otro emblema nacional o autonómico?

¿De verdad, creen Podemos, el PSOE y los anticapitalistas que la gente que defiende la unidad de España son todos fascistas? ¿De verdad? ¿Son estos partidos tan binarios y reduccionistas?

Por favor, háganselo mirar.

  1. Inmigración

¿Acaso la aspiración de expulsar a inmigrantes ilegales es ser racista?

Obama echó a casi tres millones de ilegales durante su mandato y los «progres» nada dicen. Ya estoy escuchando que USA no tiene nada que ver con España y que no haga demagogia.

Venga, vale.

Concentrémonos en el territorio nacional…

Los gobiernos de izquierda de Zapatero y, sobre todo, de Felipe González, que además fortificó y endureció las vallas en las fronteras de Ceuta y Melilla, también expulsaron inmigrantes ilegales.

Y echaron a muchos.

¿Es ser racista entender que toda África no cabe en Europa y, mucho menos, en España?

¿Es racista pensar que para exista una inmigración positiva se necesita un filtro y una planificación?

Estos políticos «progres» tan solidarios, estoy convencido, donan su propio dinero para mantener a esta gente (ironía «modo ON»). Muy convencido estoy de que el zar Iglesias y su zarina, la «portavoza» Montero, en su humilde chalet en la sierra de Madrid dejan las puertas abiertas a cualquier inmigrante sin techo (ironía «modo mega-ON»).

¿Es imposible que se den cuenta de que se puede ser de izquierdas y, a la vez, creer y defender las fronteras y la propiedad privada? ¿Tan absurdo les parece?

Por favor, hasta el infinito y más allá, ¡háganselo mirar!

La izquierda «pop» y sus políticas es el maná de la derecha

Conclusiones

Es evidente que la gente hoy tiene los huevos y los ovarios exorbitantemente hinchados. Ya le da igual la llamen machista, racista o fascista. Ya no está funcionando el chantaje emocional.

Puede que la inexistencia actual de una izquierda pragmática, sin delirios emocionales que nublen el raciocinio, sea el motivo por el cual no tenemos un partido político de izquierdas digno.

Digno, sí.

Y también necesario para cualquier país democrático.

Ritxard Agirre https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

 

 

«La ley contra la violencia de género» discrimina a la mujer, porque si una mujer es asesinada por otra parece que su muerte valga menos. Muchos han mordido este anzuelo de los partidos progres.

Hay muchos ejemplos, pero pongo uno reciente.

No hace ni un mes una joven salió de fiesta por Alcorcón. Alguien le clavó un cuchillo en el abdomen cuando estaba hablando por el móvil con una amiga. Esa misma amiga la encontró desangrándose. La víctima se llamaba Denisse. Nadie organizó un hashtag para ella.

La mató una mujer.

Denisse estaba sola en la calle, de noche. No observé a ninguna mujer, a ninguna feminista, ni mucho menos a los colectivos subvencionados del feminismo, expresar que abrigara miedo porque una loca psicópata celosa la pudiera agredir.

«Nadie es Denisse».

Sin embargo, esta semana «todas son Laura».

La asesina de Denisse se llama Rocío y, el asesino de Laura, Bernardo. Ambos son despreciables y merecen el mismo agravio social. Me es indiferente el sexo, religión, raza o lugar de nacimiento. La vida del ser humano es sagrada.

La pena por estos delitos debe ser la máxima, sea hombre o mujer el criminal.

Todo es tan hipócrita que se ve a la legua que solo hacen repercusión de lo que les interesa, es decir, apropiarse sólo de las víctimas que se ajustan a su discurso oficial.

«Haters gonna hate» (típico «progre» posmoderno)

Incluso he leído justificaciones tan delirantes de que la tal Rocío se hizo asesina por culpa de los hombres, porque los celos son parte de la cultura machista. Claro, ¡cómo no! Pobrecilla. Y el tal Bernardo, al ser hombre, es malo per se. No porque sea un psicópata peligroso. No.

Es «Violencia de Género», y la «Violencia de Género» siempre tiene el mismo móvil: machismo. No puede haber otro móvil, ¿verdad? El móvil no puede ser el dinero, o la venganza, o porque el tipo es un puto loco.

No, tampoco.

Este es el mensaje simplista de los fascistas de toda la vida. Un mensaje sencillo, reduccionista y comodín para manipular la opinión pública.

No se aguanta más, hay que denunciar las incoherencias y las vergüenzas de las políticas de género y sus compinches. El lobby feminista es enorme. Viven de las subvenciones, del dolor ajeno y no se avergüenzan de sus incongruencias. Solicitan #NiUnaMás pero no reclaman una fuerte #PrisiónPermanenteRevisable . Y los diputados de los partidos políticos que apoyan la derogación de la PPR, si tuvieran vergüenza, dimitirían en bloque.

Por cierto, tampoco leí ningún hashtag de la joven violada por cuatro extranjeros (moros), y que apuñalaron a su pareja.

No, estos casos tampoco les interesan.

Porque les preocupa más el favor de los políticos, de la venta de libros, del periodismo sesgado y manipulador que busca el pensamiento grupal. Va a ser muy difícil que esta gente obtusa renuncie a la idea de enriquecerse a costa del sufrimiento de los demás.

Igualdad real, sin incoherencias

La ironía es que los que criticamos al feminismo somos los que buscamos la igualdad. Mientras, las que se llaman a sí mismas feministas, son las que discrepan de la gravedad de unos mismos hechos en función de quien los hace.

Se debe juzgar por HECHOS  y no por SEXO

Me da pena tanta doble moral con algo tan serio.

He leído a los típicos varones alineados y «plantxabragas» culpando a todos los hombres de la horrorosa muerte de la profesora zamorana. Sin embargo, si aplicáramos su tarada «lógica», existirían artículos culpabilizando a TODAS las mujeres de la muerte de Denisse.

No diferencio entre asesinatos. ¡Son asesinatos! Hágannos el misericordioso favor de dejar de poner adjetivos a los crímenes.

Y señores políticos, por favor, sean sensatos y abandonen el populismo.

Abandónenlo YA.

Ritxard Agirre https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

EL ABRAZO QUE NO DÍ

Publicado: 10 diciembre, 2018 en Artículos Opinión

Cuartel del Teniente Galiana (Valladolid)

Las personas se dividen en dos tipos: las que ven todo en blanco o negro y las que son capaces de ver el Arco Iris.

No hace mucho era de los primeros…

Recuerdo en los duros ochenta, la dicotomía política en el País Vasco: España, opresora, y Euskal Herria, victimaria.

Los grises no existían.

Como hoy el tema del terrorismo, la kale borroka y ETA han sido trascendidos, los binarios han necesitado, como buenos marxistas, buscar un nuevo enemigo.

Y la nueva guerra es: hombre heterosexual y blanco, siempre maléfico y tirano, y la mujer, ser de luz y perpetua víctima.

Un horror para los sensatos y un nuevo maná para los fanáticos.

Cuando aún vivía la existencia de forma bidimensional, buenos y malos, fui destinado a Valladolid a cumplir con el ejército y jurar bandera.

Y el SOPAPO DE REALIDAD fue antológico.

Vista panorámica del Teniente Galiana

Conocí gente de todos los lugares de España, sea de mando y tropa, de los que muchos eran individuos despreciables y, otros muchos más, personas admirables que tuve la gracia de conocer.

Es curioso que realmente conoces a la gente cuando lo pasas mal, pero rematadamente mal. Dicen que el dinero cambia a la gente, y es mentira. El dinero solo te muestra tal y como eres, y es en la penuria y los tiempos duros cuando los seres humanos sacan, algunos, lo mejor de sí mismos y, también otros, lo peor.

De aquello hace más de veinte años y en aquel cuartel pucelano, de nombre Teniente Galiana, las pasé putas entre desfiles, mandos déspotas, marchas nocturnas con petate, armas pesadas y arrestos ridículos.

Todo para curtirte y hacerte un «hombre».

En aquellos meses infernales hice una importante amistad, de nombre Miguel, y natural de León.

En aquel entonces a ETA aún le gustaba dar plomo y, a cualquier vasco, solo por el hecho de serlo, se nos miraba con ojeriza.

Sin embargo, a Miguel aquello no le importó y se convirtió en un pilar para mí. Solo le importaba mi calidad como ser humano. Y eso, a pesar de que él era un español convencido y, yo, solo alguien que buscaba estar allí sin más pasión que intentar arrimar el hombro lo menos posible.

Pasarlas canutas crea lazos tan intangibles como rígidos. Si no hubiera sido por él, mi estancia allí, tal vez, hubiera sido mucho más lamentable.

Un pino se parte y cae sobre la tapia del acuartelamiento Teniente Galiana (Academia de Caballería).

A Miguel, por alguna razón que no llego a comprender le caía bien y me ayudaba mucho con las faenas físicas. Él era mucho más fuerte y hábil cuando había que tirar de la potencia bruta, que era la mayoría de las veces. Puede que le compensara que cuando teníamos días de permiso para ir a emborracharnos, y a conocer chicas, se reía mucho conmigo.

En cierta forma, creo que le causaba ternura.

En la primera noche que salí por la ciudad conocí una moza, de nombre Marta, y natural de Valladolid, que me ayudó también a pasar esos meses. Era importante que una fémina me escuchara y me regalara besos cómplices.

A la pucelana y al leonés les debo mucho. Me enseñaron el ímpetu del ser humano por compartir mucho más allá de ideologías y de banderas.

Miguel y yo buscamos la manera de pedir después de la jura de bandera ir al mismo destino. Yo iba a Munguía y él deseaba cambiar su plaza para que siguiéramos juntos y conocer mi tierra, Euskadi.

Al final, la rigidez militar, lo puso imposible.

Recuerdo el día de la despedida. Íbamos en el transporte público urbano que nos iba a dejar en la estación de autobuses. Un autobús en el que cada uno se iría a su nuevo destino. Lo recuerdo muy bien. De pie ambos, incapaces de mirarnos a la cara, porque si lo hacíamos nos íbamos a derrumbar.

Al menos, yo.

Dicen que el ejército te hace un hombre rudo y en este ejemplo esa teoría se desmonta. Me arrepiento de no haberme podido despedir como Dios manda; fijando mis ojos a los suyos.

Miguel, si la providencia te hace llegar este post, déjame que te dé las gracias. Mi gratitud por tu apoyo. Por la vez que yo arrestado te llevaste mi ropa para que tu madre la lavara. Por remover cielo y tierra por seguir juntos. Por tu amistad sin juicio. Por tus conversaciones de mujeres. Por las noches de alcohol. Por levantarme del barro cuando me caía. Por no enfadarte cuando te despertaba en la tienda de campaña que compartíamos, en esas jodidas maniobras militares, con esos horribles ronquidos tuyos. Por tantas cosas que, sí, que te merecías unas sinceras lágrimas y un abrazo

Un abrazo que no te di.

Ritxard Agirre https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

Estuve en San Mames en el partido contra el Getafe y, en verdad, muchas cosas me vinieron a la mente.

Una de ellas es la falta de autoestima que en mi infancia se respiraba en este país. Lo de fuera siempre era mejor que lo de casa. Tal vez, el venir de una dictadura creó un complejo de inferioridad en la población respecto a nuestros vecinos de la Unión Europea. El fútbol era una buena muestra de la sociedad en la que vivíamos. A los jugadores extranjeros que venían a la liga española, a poco que hicieran, se los ensalzaba cual dioses del olimpo, y al jugador nacional se lo ninguneaba cuando muchas veces tenía igual o más calidad que los foráneos.

En el Athletic, por su filosofía, no pasaba esto en el verde, pero sí en los banquillos.

Imagen de San Mamés instantes antes de su encuentro contra el Getafe

Y esa falta de estima profesional por los de casa sigue vigente en la actualidad. El año pasado, al anterior inquilino del banquillo bilbaíno, José Ángel Ziganda, no se le pasó ni media en cuanto la nave rojiblanca empezó a hacer aguas. Cierto es que el navarro ha demostrado, hasta el momento, haber sido mejor jugador que míster.

Sin embargo, esto no pasa hoy con el argentino Eduardo Berizzo.

Al menos, no tanto.

El exjugador de los Newell’s Old Boys ha tenido mucha más mano ancha y apoyo desde los medios que el exdelantero del Athletic y Osasuna.

Ahora el Athletic está en puestos de descenso, con un juego pobre, un futuro incierto, y, en cualquier otro club, la cabeza del entrenador habría sido cortada y puesta en bandeja hace ya bastantes jornadas.

Los jugadores rojiblancos saben de su importancia y de la «no competencia» que tienen más allá de las fronteras de Euskal Herria. Por lo tanto, imponen su partida de nacimiento como un haber en su profesión, y no su rendimiento o valía.

Y es normal que así sea. Cualquier técnico, si es conocedor de que su trabajo no puede hacerlo nadie más que él, usa esa información como poder absoluto en su beneficio, y la empresa, a tragar con las condiciones que imponga su currante.

Es así de sencillo. Los jugadores son profesionales, y las emociones son para los aficionados y los forofos.

Ziganda y Valverde, los dos delanteros titulares de principios de los 90 y últimos entrenadores nacionales del Athletic, con suerte dispar

Ya sé que muchos puristas me vais a matar, pero tengo la sensación de los que mejor queremos al Athletic (no digo más, digo mejor) somos los que cuestionamos la filosofía del club del «Botxo».

¿Es el equipo vizcaíno acaso una filosofía o es algo más?

Yo creo que no solo es una ideología o una forma de vivir, es, sobre todo y ante todo, un club de fútbol. Es hora de abrir mercados y, de paso, regularizar a sus activos, es decir, los jugadores, de una manera más justa.

Muchos que están a favor de la tradición, de solo jugar con muchachos que han sido paridos en suelo euskaldun, dicen que tener jugadores de fuera de las fronteras vascas no garantiza salvar la categoría y ponen de ejemplo a nuestros vecinos de la Real Sociedad o al poderoso Atlético de Madrid, que descendieron a segunda división no hace tanto.

Claro, tienen razón. No hay nada seguro en la vida. Sin embargo, me darán la razón en que, con un frío polar ártico, es más seguro salir a la calle bien protegido, con una fuerte indumentaria, que en tirantes o con solo una camiseta de verano.

Entiendo el romanticismo como el que más. No obstante, también hay amar desde la lógica. No somos un ente independiente del cosmos. No, no lo somos. Todo cambia, menos el cambio, explican en Oriente, y el Athletic debe cambiar, porque lo que no cambia, por ley física, muere.

Y yo quiero que el Athletic viva.

Ritxard Agirrehttps://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

19N: EL DÍA DEL HOMBRE

Publicado: 19 noviembre, 2018 en Artículos Opinión

No supe de la existencia de un «Día Internacional del Hombre» hasta que surgió la polémica por las declaraciones de una tertuliana feminista en televisión, en las que comparaba a todos los varones con terroristas.

Es una pena tanta frivolidad, tanta simpleza argumental, tanto reduccionismo y, sobre todo, tanta demagogia campante en los medios de comunicación.

Es una pena sí, y siento lástima, más que enojo, por esas personas a las que su ideología ha devorado, porque son incapaces de ver más allá del negocio «victimista» y de una doctrina de lo más pueril.

Probablemente, los seres humanos seamos corrientes y mediocres, en el sentido de que si nos tocan los cojones, nos tornamos diabólicos, y, si nos tratan con cortesía, somos amables.

Pero retomemos la celebración del «Día del Hombre», que me estoy yendo del tema…

Imagino que casi todos los hombres, en algun momento puntual, hemos querido ser como Homer Simpson.

Concibo que, como varón, debo perseguir mi masculinidad y potenciarla, hacerla crecer, desarrollar mi propio camino de la forma más correcta y noble.

Y entiendo que, como hombre, perseguir ser mejor persona no tiene nada de malo, sino todo lo contrario.

No obstante, reflexiono que también tengo una porción femenina. Pienso que todos tenemos una parte de yin y otra de yang; y si no te relacionas con esa mitad, estás perdido, o al menos no alcanzas tu mejor rendimiento ni lo mejor de ti mismo.

Los hombres conectamos con nuestra parte yin (femenina) a través de las mujeres, de cómo compartimos con ellas, cómo las comprendemos y cómo entendemos que muchas de ellas pueden ser más emocionales que lógicas.

De la misma manera, las mujeres también conectan con su parte yang (masculina) a través de los hombres.

En mi opinión, si hiciéramos esto, el planeta, nuestro mundo, sería mucho más armonioso.

El camino no es la confrontación. Es cooperar y ayudarse hombres y mujeres, sin tanta guerra ni tanta competencia para dilucidar quién es superior.

No existe un «mejor» entre dos sexos que se complementan.

Los problemas de los hombres también existen y son importantes

Según las fuentes, el «Día Internacional del Hombre» comenzó en 1992, impulsado por un profesor de la Universidad de Missouri-Kansas (Thomas Oaster), y, ciertamente, no tiene tanta repercusión como, por ejemplo, su análogo (Día de la Mujer), que incluso recibe ayuda financiera pública en algunos países.

Sin embargo, hay muchas cosas por mejorar en la vida de los hombres y que merecen atención, aunque solo citaré una: la alta tasa de suicidio entre los varones, que triplica a la de las mujeres, y que en algunos países llega a ser incluso mayor (según las fuentes, en Rusia llega a ser hasta seis veces mayor que la de las mujeres).

Para finalizar, quiero decir que siempre he estado en contra de celebrar este tipo de días, llámese «del Orgullo Gay», «de la Mujer» o cualquier otro, porque si no se celebra «un día especial», se normaliza, y si se celebra, se frivoliza el tema.

Así que, sé que puede ser incoherente que celebre el «Día del Hombre». Si tuviera que hacer una excepción y celebrar un día de algo, celebraría el «Día del Niño» y sus derechos. No obstante, por motivos que todos conocemos, creo que es un poco transgresor que hable del día del hombre y escriba este post este 19 de noviembre de 2018. Además, tengo otra motivación, mucho más personal y emocional para mí.

Y es que llegué a este mundo una madrugada de un 19 de noviembre.

Ritxard Agirrehttps://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información y venta)

¡NOVEDAD! «EL RUGIDO SECRETO» – VERSIÓN KINDLE

 

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR