Archivos de la categoría ‘Artículos Opinión’

El Mundial de fútbol de Rusia 2018 va tocando a su parte resolutiva. Fracasos y decepciones se mezclan con glorias y laureles. Ya se pueden tomar varias, por no decir muchas, conclusiones.

La primera, es el triunfo del colectivo sobre las individualidades. Ejemplos, tenemos en las selecciones que han sido un fiasco y, algunas, hasta una ruina. ¿Cuáles? Aquellas que han jugado los supuestos «cracks» mundiales, las llamadas estrellas del firmamento balompédico, los nuevos dioses e ídolos de masas. Dícese de Messi, Ronaldo y, hasta hace muy poco, Neymar, han sido un fracaso estrepitoso.

No es todo responsabilidad de ellos, sino de sus seleccionadores o entrenadores, que fiaron toda su suerte a una carta, es decir, a su único talento. ¿Qué eran, entonces, el equipo albiceleste, luso, y la canarinha, sin ellos? Nada.

Nada, en absoluto.

Mientras tanto, equipos como Francia, Inglaterra y Bélgica jugaron la carta del colectivo y, así, no depender de cómo tuvieran las musas o la inspiración la estrella de turno.

Y, les salió bien…

Siempre me gustó el fútbol como una proyección de lo que somos. Es un hecho, que el chupón en el verde, fuera de él es el típico egoísta. El quejica y llorica, es en la calle el que por todo se victimiza. El generoso con el balón, es luego es el que más amigos tiene, la persona con el que todos desean estar y compartir momentos.

Y, así, un largo etcétera.

Me di cuenta, con los años, que cuando deseo conocer realmente a una persona, solo tengo que verle jugar en algún deporte de equipo, o en muchos casos también, que me dé su opinión de alguna obra literaria mía u otra que hayamos leído ambos.

Porque en sus críticas, aunque sea de forma no consciente, las personas hablan de sí mismas.

Sin embargo, ese es otro tema y me gustaría extrapolar mi argumentación, «deporte-individuo», a las famosas figuras futbolísticas.

Comienzo por Messi que ha demostrado ser, bajo mi punto de vista, un inmaduro profesional. Su deambular perezoso y sin alma por el campo rayaba el insulto, y no demostró en ningún momento la motivación de los campeones. En el Barcelona, le tienen entre algodones, rodeado con futbolistas talentosos que le quitan mucha presión, y que cuando él no tiene el día, le resuelven la papeleta al equipo blaugrana. No obstante, cuando toda la carga es suya, la estrella argentina se diluye como un simple azucarillo.

Ronaldo, es la cara opuesta, a pesar de también fracasar con su selección. Sin embargo, si no fuera por la estrella lusa, no habrían llegado ni a octavos. ¿Qué sería Portugal sin el ego desmedido del delantero?

Pues, poca cosa.

Aun así, es el jugador que todo equipo desea tener. Chilla, pide el balón, demuestra carácter, no le importa encararse con su propios compañeros, no quiere y ni le interesa hacer amigos, y ni mucho menos, ser uno más. Quiere ser el mejor y quiere GANAR. Se le puede criticar de todo, pero, su hambre de vencer y su orgullo, pueden con mil Messis. ¿Por qué? Porque, a diferencia del 10 de la albiceleste, es un líder, toma la responsabilidad y monta a su selección sobre sus espaldas, sin rechistar. No se esconde como el ídolo argentino. Y, esto, es indiscutible.

Neymar, es de los tres, el que más repelús me da con diferencia. Se disuelve, igual que el delantero del Barcelona cuando vienen mal dadas, y, para más inri, es un tramposo en la cancha. Además, su ego, es un postureo insoportable del que no se beneficia Brasil en contraste con la estrella portuguesa. En definitiva, tiene lo peor de ambos.

Nadie duda de su talento con el esférico, sin embargo, no vacila en buscar siempre el engaño al árbitro. Gracias en este mundial al novedoso VAR hemos podido comprobar todas las miserias del delantero brasileño. La «Asistencia Arbitral por Video» ha llegado para quedarse.

El fútbol gana con esta nueva tecnología.

«Asistencia Arbitral por Video» (VAR)

Una de las nuevas normas que propondría es que el malicioso que intente una artimaña tramposa para sacar rédito en el césped y se descubra, por ejemplo, un penalti, se castigue con lo mismo que se pretendía buscar, y sumarle, como mínimo una tarjeta amarilla, o roja, si fuera menester, dependiendo el color de la amonestación de la gravedad del fraude que se pretendía conseguir.

¿Les parece muy severo? A mí, no.

A los estafadores, ni agua. Y punto.

Con una nueva normativa así los resultados no se harían esperar. Veríamos, más pronto que tarde, como sentamos un magisterio de ética y decencia, por la vía expeditiva.

Y, por cierto, ya que estamos acabando los cuartos de final, ¿por qué selección hinchas para campeona del mundo?

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

Anuncios

JUSTICIA SOCIAL

Publicado: 6 junio, 2018 en Artículos Opinión

Nunca hemos estado tan interconectados. Jamás ha habido la facilidad de tantísima información a un solo click. Sin embargo, hoy, más que nunca, el adoctrinamiento, el encefalograma plano y el aborregamiento campa a sus anchas. Lo que sale en las redes sociales, la televisión, y medios amarillistas es lo que sacude a buena parte de la sociedad. Un caldo de cultivo donde ciertos colectivos radicales subvencionados hacen su agosto y, muchas personas, siguen sus lemas sin espíritu crítico repitiendo sus dogmas de fe sin saber que subyace detrás de cada credo aprendido.

El fanatismo crece y uno se siente muy impotente.

Aunque, el verdadero éxito de este desatino es el eufemismo de cómo han vestido estos movimientos, es la denominada “justicia social”, que es cualquier otra cosa, menos justicia.

¿Y cómo es posible que dos palabras tan hermosas, juntas, sea un dislate? Porque se basa en la emoción y, una justicia emocional, no es justicia. Para ser más breve, justicia social = injusticia, o lo que es lo mismo, las calientes emociones prevalecen sobre los fríos hechos. La verdad, y su búsqueda objetiva, queda en un segundo plano.

La justicia debe ser SIEMPRE ciega.

¿Qué nos está sucediendo? ¿Será por vagancia, por la prisa vivencial, porque es más cómodo dejarse llevar, ser un autómata y no cultivar un pensamiento reflexivo y emancipado? Desconozco la respuesta, aunque, seguro que es la suma de muchas causas.

Por ejemplo, anoche, vi en el noticiero, que en el concurso de Miss USA ya no desfilarán en paños menores porque están muy sensibilizados con el movimiento metoo y, desde ahora, van a valorar el talento y el ingenio. Una sonora y espontánea carcajada me invadió. No pude reprimirme. Pero, vamos a ver, ¿es un concurso de belleza o de ingeniería superior? ¿Se nos está yendo la olla?

Pues, discúlpenme, por resistirme.

Por esa lógica, a los buenos mozos que se presenten a Mister España ya no transitaran por la pasarela, marcando músculo, y con un escueto taparrabos. Imagino que valorarán que hayan leído a Juan ramón Jiménez y que sepan resolver algoritmos de alta dificultad, digo yo. ¿Ven al absurdo donde nos lleva los movimientos de justicia social? No solo trae injusticia, también, manipulación, alineada dictadura y poder sobre las mentes.

Y, los medios de comunicación, aplaudiendo.

Sigamos, entonces, alimentado al bonito monstruo, hasta que llegue el día que sea demasiado tarde y, nos devore.

Un abrazo sexpiritual.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

Se habla mucho, por parte de ciertos colectivos, que todos deberíamos ser iguales. Yo no quiero ser igual que nadie. Eso no significa que posea un aura superior ni inferior, ni nada de eso. Significa que entiendo que todos, absolutamente todos, somos diferentes y, además, apoyo esa diferencia. Otra cosa, es que todos tengamos igualdad de derechos y obligaciones, que nada tiene que ver con ser iguales. Ser iguales sería una forma de dictadura y totalitarismo. Donde todos pensaríamos igual, hablaríamos igual y, por qué no, vestiríamos igual. Algunos dirán que estoy exagerando al llegar a estas líneas, sin embargo, la autoridad reinante de lo políticamente correcto nos lleva a esa deriva y, si osas ser una voz disonante, ya sabes que ciertos lobbies fanáticos de ideología marxista comunista te van a engullir como a un mendrugo de pan.

No me agrada que se multe, amoneste, e incluso, se meta a la cárcel, a gente que piensa dispar, sea de la ideología que sea, porque, aunque no me guste lo que digan, es de necesario albedrío, lo expresen. Y lo hagan ofenda o no. Porque la ofensa es libre, y lo que a mí me importa un pimiento a otro le duele, y viceversa. Legislar según el grado de hipersensibilidad de cada persona es absurdo. Nos volveríamos locos. Hace 35 años había aquí una borrachera de libertad del copón. Hoy no. Hoy tienes que medir lo que dices.

Y mientras hago esta humilde reflexión un domingo temprano, escucho a los londinenses Pink Floyd, y su tema de rock espacial, «Take it back». Siempre me gustó este grupo británico, supongo que porque arriesgaban con un estilo musical diferente.

Un abrazo sexpiritual.

Ritxard Agirrehttps://ri2chard.wordpress.com/

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

LOS HOMBRES DE VERDAD LEEN

Publicado: 28 febrero, 2018 en Artículos Opinión

A nadie le importa. Asistimos, desde hace ya demasiados años, al preocupante dato de los pocos lectores masculinos que existen, y cada vez menguan más. Aunque lo que en verdad me molesta es que nadie se eche las manos a la cabeza. Llevamos mucho tiempo viendo que el mercado editorial lo copan mujeres, porque son ellas las que leen. Así y ya está, como si fuera una verdad universal y atemporal.

Pues no. Los hombres, los HOMBRES de verdad, siempre han leído, en todas las épocas y condiciones. Daba igual que fuera a los grandes literatos, o lectura ligera o de bolsillo, como Marcial Lafuente Estefanía; eso daba igual. Aún en mi memoria tengo recuerdos de varones con un ejemplar en la mano, leyendo en la terraza de un bar, en el autobús o en el parque de mi barrio. Eso, ahora mismo, sería algo exótico, ¿verdad, coleguis?

¿Se imaginan que fuera al revés? ¿Que el sexo que lee de forma residual fuera el femenino? La maquinaria protectora del Estado, alentada por los lobbys feministas a los que tanto hay que agradar (que para eso dan votos), pondría todas las herramientas para subsanar ese desaguisado. Y esto, queridos amigos, con nosotros no va a suceder. Y no va a pasar porque nosotros tenemos que buscarnos las alubias solos; «Papi Estado» no va a venir a rescatarnos, y no sabemos (ni debemos) ir de víctimas.

Pero vayamos a la cuestión: ¿por qué los hombres no leen? ¿Qué demonios sucede? A veces, la respuesta es tan clara que no la vemos de lo obvia que es. No existe oferta literaria para nosotros. Así de simple. Lo políticamente correcto se ha impuesto, sobre todo, en España. Aquí, nos hemos vuelto unas «nenazas» de cuidado; nos acojona escribir desde las tripas y ofender a colectivos hipersensibles (sí, esos que están ustedes pensando), que parece que son los únicos que lo han pasado mal y han sufrido en este bello e infame mundo. Es acojonante lo difícil que es encontrar un libro de calidad destinado a nosotros; al final, hay que recurrir a los grandes clásicos.

Necesitamos libros llenos de «testiculina» y virilidad, que nos reafirmen en nuestra hombría; esos que tanto molestan a la nueva dictadura imperante del «buenismo social» y que quieren cortar de raíz, aunque no lo conseguirán, porque los hombres solo podemos ser una cosa: HOMBRES, pese a quien le pese.

Demandamos libros que, como a nuestros padres y abuelos, nos despierten del aletargamiento, nos inspiren valores de camaradería y competitividad noble y alegre. Somos así; es nuestra naturaleza y debemos honrarla, aparte de que nos hace felices. Al igual que nos reunimos a beber cervezas en complicidad, necesitamos lecturas intrépidas, que alienten el corazón salvaje y la sangre indomable que cualquier alma masculina lleva. Somos el sexo positivo, activo, creador y conquistador. Es momento de demandar, sin demora, más aventuras, leyendas y protagonistas masculinos que nutran nuestro espíritu. ¡Deja de leer solo la prensa deportiva! ¡Que te aborregas, cojones! Nadie nos va a allanar el camino; de nosotros se espera que lo hagamos todo solos.

Y si, como te decía, te lamentas de que no hay oferta actual para nosotros, recurre a los clásicos. ¿Acaso Mujercitas, de Louisa May Alcott, no sigue emocionando al público femenino? Pues tú lee, por ejemplo, Mujeres, de Charles Bukowski, que está lleno de mala hostia, rebeldía, vicio y alcohol, y, encima, se te pondrá dura.

Sé lector. Sé más HOMBRE.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

FALTA REBELDÍA

Publicado: 22 noviembre, 2017 en Artículos Opinión

Ya no se escucha heavy metal los sábados por la mañana.

En mi adolescencia, al llegar el fin de semana los jóvenes ponían a tope su rock favorito, para desconsuelo de vecinos y buena parte de la calle. Ahora ya no; ya no hay mala leche ni ganas de quebrantar las normas.

Los rebeldes de hace 25 años son los intelectuales de hoy, las voces disonantes de nuestra época presente, voces que muchas veces callan, por tener paz y no buscar la confrontación. Sin embargo, una mayor consciencia también implica una responsabilidad: aceptar que somos incómodos y que no debemos escondernos.

Y no, escuchar a Maluma, Pablo Alboran o cualquier gorgorito de Operación Triunfo, no va a causar el caos suficiente en tu cerebro para que cuando llegues a la adultez tengas la mente ordenada. No. No lo va a hacer. Esa generación llegará a los cuarenta y seguirán siendo «tontos útiles» para el sistema.

Sí, eso he dicho: «tontos», y además, muy «útiles».

Yo respeto a toda la gente traviesa que hace lo que le viene en gana. Por eso, falta más hard rock con bilis y mala hostia. Falta más Madonna haciendo de zorrona con orgullo. Falta más Prince con tacones y su ambigüedad transgresora. Falta más enfrentarse a los fanatismos con lo que les hace daño: la razón y la lógica. Falta leer más al exquisito Wilde y al guarro de Bukowski. Tampoco estaría de sobra volver a visionar Cosmos, de Carl Sagan, ese tipo de series que ayudan a desarrollar el sentido crítico y que animan a pensar por uno mismo.

En definitiva, falta más VERDAD y menos postureo.

Falta rebeldía.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

Sonreir

Publicado: 2 octubre, 2017 en Artículos Opinión, Yo soy de Santutxu

1951-Cheshire

Hará unos años, escuché a un Mago decir que la primera lección de la vida es sonreír; yo añadiría que es también la última, y si me apuras, la única que hay que aprenderse bien. Por ello, desde aquí, desde mi blog, apelo a sonreír. Sonreír no como medio, sino como fin. Sonreír por sonreír, porque como dice J. L. Cortés: “A veces, sonreír es la mejor forma de contribuir a cambiar el mundo”.

Smiles-Wallpaper

Sonreír a mi Padre que me guarda en el cielo, y a mi Madre que me alimenta en la tierra. Sonreír a los árboles, al viento, a mi bicicleta que me lleva. Sonreír al pájaro que trina cuando paso sudoroso en mi pedaleo. Sonreír a la carretera, al camino y al sendero que no me lleva a ninguna parte más que a mi eterno disfrute. Sonreír a mis amigos y enemigos, al amor, a la amistad, y a la pasión. Sonreír con el espíritu, pero también con la carne, sonreír a los ojos, a la boca y al escote de esa chica que tanto nos gusta. Sonreír a mi barrio, a mi ciudad, al planeta, al universo, porque la creación también nos sonríe. Sonreír para compartir, desinteresadamente y sin condiciones. Sonreír porque toca sonreír.

47004_sonreir_no_es_mostrar_los_dientes_sino_el_alma

Sonreír a los fascistas, racistas, fundamentalistas, machistas, feministas, y a cualquier tipo de fanáticos que nada se cuestionan ni razonan, porque son los que más lo necesitan. Sonreír a los intransigentes, a los obsesos, dictadores, y autoritarios, porque son los que más amor precisan, ¡y una sonrisa es un arma de destrucción masiva! Sonreír a la intolerancia, al sectarismo, al maniqueísmo, al reduccionismo y al dogmatismo, porque LA SONRISA SIEMPRE INTEGRA y nunca excluye.

Sonríe a la vida, y ella te sonreirá a ti, pero también sonríe a la muerte, porque esta no va detrás de ti como dicen muchos, sino que te espera en meta con un ramo de flores, y cuando llegas, cariñosamente, te da un toque en la espalda, y sonriendo te susurra: “lo has hecho bien, campeón”.

Y, si me río y me sonrío, si al acabar esta sonrisa hecha letras, estás sonriendo, entonces, que tu sonrisa se una a la mía, y sonriamos juntos, no como medio sino como fin.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

EL AMOR Y EL FÚTBOL

Publicado: 13 marzo, 2017 en Artículos Opinión

Hubo una época que fui forofo del balompié. Ya no. Ahora veo reflejada aquella época en mis amigos, que siguen siéndolo. Se alegran, emocionan e, incluso, sufren, todo dependiendo de si la pelota entra en la portería rival o no.

¿Cuándo fue el punto de inflexión donde aparqué aquel fanatismo? Creo que no fue de repente, sino algo progresivo. Aunque sé que cuando se aprobó que el nuevo campo de San Mames iba a ser pagado con erario público, se me cayó la venda de los ojos definitivamente.

Para tolerar tal atrocidad se requiere fanatismo y lo racional debe ser inmolado.

Bob Marley, gran aficionado al fútbol, como forma positiva de compartir y unir.

No me interpreten mal. Me gusta el fútbol y juego cuando puedo. Porque, al fin y al cabo, es un deporte más donde interactuar y compartir con el otro. Las actividades deportivas estrechan lazos y crean camaradería. Eso siempre me gustó.

El deporte, cualquier deporte, es una excusa para comunicarse más emocionalmente. Más de corazón a corazón. Así lo siento, al menos, yo. El juego ennoblece. Enseña que el esfuerzo y la solidaridad no solo dan buenos resultados en el casillero, sino también en el espíritu.

El fanatismo por el fútbol es cada vez más arraigado.

Muchas veces, en algún encuentro importante, acompaño a mis amigos a presenciar el envite (si fuera por mí no gastaba mi tiempo, ni mi dinero, en ver ningún partido). Ya no siento aquella pasión. Incluso, diría yo, que me embarga cierto «placer» cuando pierde el Athletic. Tal vez, con la esperanza vacía de que se den cuenta de que no merece la pena invertir tanta energía en ver a unos millonarios que tantísimo cobran por chutar un balón.

Por supuesto, reclamar esa consciencia es guerra perdida.

Una entrada para ver a estos señores en directo suele costar, si no me fallan los datos, entre 40 y 60 euros. ¿No es un poco masoca pagar tanto por un producto que, además, no se sabe si te va a dar contento o un disgusto?

Me pregunto si ese dinero no prefieren usarlo en algo más lúdico. Tal vez, en una señorita de compañía de buen ver (por usar un eufemismo). Es un ejemplo un poco bruto, lo sé. Pero si lo piensan bien, son todo ventajas. Es más o menos el mismo precio. No serían espectadores, sino actores. Y los goles los meterían ellos.

Supongo que muchas personas dirán que soy un grosero y ordinario. Pero, yo me pregunto, ¿por qué un forofo del fútbol está mejor aceptado, incluso se le ve entrañable, que un respetable consumidor del sexo?

Está claro, que existen «aficiones» más políticamente correctas que otras.

Viñeta de SAGA (creado por Brian K. Vaughan)

Aunque no tendría por qué manifestarlo, lo digo: no consumo prostitución. No porque me parezca mal, es más, lo veo necesario; ojalá se regularice y dignifique una profesión que siempre va estar ahí. La cuestión es: ¿es más solemne gastar tu dinero en futbolistas, que ganan en un año lo que la mayoría de las personas no ganaremos en nuestra vida, que en unas «profesionales del amor»?

Y, ya hecha la gracia, lo reflexiono en serio: si la excusa de todo lo que rodea el fútbol es la pasión, la excusa del sexo (aunque sea pagado) es exactamente la misma. Digo yo. Y, además, en este caso, la satisfacción es más segura que la incertidumbre de un resultado incierto.

Leí en un cómic, (Saga, de Brian K. Vaughan), que lo contrario a la guerra no es la paz, es follar. La paz solo es el espacio entre guerra y guerra.

Pues, yo digo que lo contrario al fanatismo es el amor. Para apaciguar ánimos, u olvidarse de la gris rutina de la vida, hay gente que opta por ir a un estadio.

Yo no. Yo prefiero el buen sexo.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

LOS GRANDES OLVIDADOS

Publicado: 13 febrero, 2017 en Artículos Opinión

ninosn

Ya me parece bastante discutible los retratos de niños en los perfiles de WhatsApp. Padres orgullosos, sin duda, pero también imprudentes a mi modo de ver.

Aunque lo más denunciable es la proliferación de las imágenes de nuestros retoños en la redes sociales. ¿Acaso nos han dado permiso? ¿No deberíamos velar por sus derechos de imagen mientras sean menores? Si pedimos permiso para subir una foto de un amigo o incluso etiquetarle, porque es normal respetar a los demás y sus inclinaciones personales a ser mostrados o no al mundo, entonces, ¿por qué no lo hacemos con aquellos que son más frágiles? Lo que se sube a «la nube», dicen los expertos, se queda para siempre. ¿Qué les diremos a estos niños cuando alcancen la mayoría de edad y, tal vez, nos muestren su incomodidad? Poco valoramos, me parece, sus derechos a la intimidad.

10684075-dibujo-para-ni-os-de-la-familia-feliz-con-paraguas-en-el-oto-o-de-tiempo-foto-de-archivo

De todas maneras, más mesura pediría a nuestros representantes políticos. Ellos deberían dar ejemplo. Aún perdura en mi memoria la imagen de la diputada de Podemos llevando a su hijo recién nacido al Parlamento para reclamar sus derechos como madre. Y me parece muy bien que demande sus haberes. Pero, ¿y el derecho del hijo a no aparecer en los informativos? ¿Nos lo pasamos por el forro? ¿Acaso no deberíamos proteger a quienes son más vulnerables? Recordemos, que: “lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad”(K. A. Menninger).

d9_thumb

Los niños, poseen derechos fundamentales, entre ellos: a vivir en seguridad, bienestar y protegidos de cualquier tipo de explotación, ¿les suena?.

La verdad sea dicha, no es mi intención ofender a nadie, pero sí espero que este post sea una semilla, o como recitaba Patxi Andión: «mis palabras sirvan de palanca». El futuro consciente de esos infantes, cuando sean hombres, será el modelo que les hemos inculcado. El respeto no se asimila con la palabra, se aprende con el ejemplo.

Por ello, debemos ser IMPECABLES con los niños y sus derechos: los grandes olvidados.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

FANATISMOS DOMÉSTICOS

Publicado: 30 agosto, 2016 en Artículos Opinión

fanatismo (2)

Todos nos sentimos consternados cuando movimientos fanáticos golpean en Occidente. Vemos con preocupación las guerras que se desencadenan en Oriente y nos salpican, como digo, en modo de atentados. ¿Cómo se combate el fanatismo? Es la pregunta, sin duda, del millón. Supongo que solo se puede combatir a largo plazo, es decir, educando a los niños en un libre pensamiento, sin ataduras ideológicas, confiando en que en épocas futuras esa base ordene y encauce sus vidas y las de sus países por un sendero de respeto e integración.
De todas maneras, no hay que irse muy lejos para encontrar distintas expresiones de sentimiento fanático. En nuestro a día a día lo vemos a todas horas. Lo que pasa es que está tan normalizado que no nos damos cuenta o no lo vemos por pereza.

“Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema”. (Winston Churchill)

fanatico-futbol-396x300

Ejemplos tenemos varios. El fútbol es un prototipo claro en el que algunas personas pierden la racionalidad y terminan comportándose como animales, muchas veces con violencia desatada por preservar la nobleza de su equipo y colores. Estas actuaciones son muy parecidas también en política, donde los afiliados defienden todo aquello que haga su partido, sea bueno o malo, sin debatirse ni criticar nada, solo porque son “sus ideas”. Entonces la emoción derrota a la razón, y nada puedes reprender de alguna más que discutible decisión política de su partido, porque se lo van a tomar como un ataque personal. Una pena.

“Si entre las muchas verdades, eliges una sola y la persigues ciegamente, ella se convertirá en falsedad, y tú, en un fanático”. (Ryszard Kapuściński)

1408420800_140842_1408420800_noticia_normal

En los movimientos colectivos es igual. Se abrazan como si fuera dogma de fe, como si fueran perfectos en su esencia. Hay que recordar que el feminismo, por ejemplo, promulga la igualdad entre sexos. Yo estoy de acuerdo con tal afirmación, sin embargo, ¿no sería mejor entonces cambiar el nombre a la ideología? Por coherencia, para aunar a ambos, digo yo. Imagino que muchas feministas me dirían que eso es una tontería, cuando están a vueltas de que el lenguaje es claro ejemplo de machismo y opresión del patriarcado. A ver, que yo las entiendo, a mí tampoco me gusta que se dirijan a mí como persona, en vez de como “persono”, o que cuando juego al fútbol, me denominen futbolista, en vez de “futbolisto”. Claro que, si un día me convencen y me abrazo a las bondades de su movimiento, entonces, ¿diría que soy “feministo” en vez de feminista? También veo que nada dicen sobre la ley de “violencia de género”, que no deja de ser una ley que concede privilegios a una parte determinada de la sociedad, y a ser incoherente sobre esa igualdad que tanto promulgan. Todos deberíamos ser iguales ante la ley, sin discriminación de raza, religión o sexo. Eso sería lo coherente. (https://ri2chard.wordpress.com/2016/01/18/la-violencia/) ¿Por qué no denuncian esta desigualdad las feministas? Esto de los privilegios es muy goloso, sobre todo si son para mí, claro, ¿o no? Si me equivoco, por favor, díganmelo. Las mujeres no son el único colectivo que lo han pasado mal, también otros, como los negros o los homosexuales, las han pasado canutas y no observo que tengan leyes preferenciales y exclusivas para ellos.

“El privilegio, por definición, defiende y protege al privilegio”. (Plutarco)

frase-quien-no-quiere-pensar-es-un-fanatico-quien-no-puede-pensar-es-un-idiota-quien-no-osa-pensar-es-francis-bacon-102363

Para finalizar, quiero decir que, si los seres humanos somos falibles, nuestras religiones, ideologías políticas y movimientos sociales también lo son. No es constructivo abrazarlos como si fueran la panacea porque no lo son. Deben ser algo vivo, criticable y, por supuesto, con margen amplio de mejora continua.

Supongo que tras estas disertaciones mucha gente estará en desacuerdo y eso es bueno: poder pensar, debatir, con respeto siempre, intercambiar ideas. La receta para todo esto, a mi parecer, es la misma que en mi primer párrafo: el libre pensamiento, que nunca debe ser una amenaza. La amenaza es cuando nos fanatizamos con aquello en lo que creemos.

“Un fanático es un individuo que tiene razón aunque no tenga razón”. (Jaume Perich, 1941-1995. Humorista español.)

Y para despedirnos con humor, poesía, y mensaje. Para ello, nadie mejor que el gran Joan Manuel Serrat, con su tema “Señora”, uno de esos que tanto me gustan de su repertorio setentero XD

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

 

FIN

Publicado: 25 febrero, 2016 en Artículos Opinión, Yo soy de Santutxu

fin

Después de dos años como columnista del periódico de Santutxu es hora de decir adiós. Los soñadores vamos y venimos pero el sueño queda, y ese sueño, es a día de hoy una realidad del que puedo decir orgullosamente que he sido partícipe. Acabar una etapa, un ciclo, es motivo de alegría, no es bueno apegarse a las cosas, y agradezco la oportunidad que tuve de escribir cada mes de lo que me saliera en gana. El periódico ha crecido y yo con él.

1229168566361_f

Me gustaría mucho más, y me proporcionaría mucho más contento, ver el fin de la demagogia, la injusticia, y la corrupción, por decir algunas de las lacras que invaden nuestros noticieros día sí y día también, pero a mi parecer el problema está en nuestra incapacidad de enamorar. Todos nuestros objetivos parecen ser el de consumir, ganar más dinero, o repetir como loros lo que nuestro partido afín diga, sin capacidad de pensar por nosotros mismos, y mucho menos criticar con racionalidad y constructivamente. Para poder volver a nuestra naturaleza, es decir, ser capaces de amar, entonces, el sistema debería estar a nuestro servicio, y desde que nacemos somos nosotros los que estamos al suyo, convirtiéndonos en autómatas, como limones que deben ser exprimidos hasta la última gota desde nuestro nacimiento hasta la muerte, todo por gloria de mantener un estado de sociedad donde todo tu valor se mide por tus posesiones materiales. Una pena.

large-1

En nuestro barrio, hay muchas voces que merecen ser escuchadas, y ahora es el momento de dar espacio a otra, la cual personalmente espero sea femenina, ya que en mi humilde percepción, en la editorial hay un exceso de yang.

Estoy de acuerdo con Emil Cioran, filósofo y escritor rumano (1911-1995), de que “lo esencial surge al final de las conversaciones”, y por ello, voy a terminar de la misma forma que resolví mi primera columna allá por 2014, es decir, con lo más trascendente; y es por eso, que ante la eterna pregunta siempre tendré la misma y permanente contestación.

– ¿Y tú de donde dices que eres?
– ¿Yo? Yo soy de Santutxu.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

TÍTULOS A LA VENTA

(pincha en imagen para más información)

 

VERSIÓN KINDLE

 

TAROT. CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS en VERSIÓN KINDLE. EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR

VERSIÓN KINDLE – EDICIÓN ESPECIAL A TODO COLOR