TE EQUIVOCAS

Publicado: 27 febrero, 2017 en El Diario del Buen Amor

portada-diario

TE EQUIVOCAS
(Autor: Ritxard Agirre
Ilustraciones: Mónica Conde)

1-fuego

Si crees que me sedujiste por
tus grandes senos, te
equivocas. Fue por tu limpio
corazón.

Si crees que me conquistaste
por tu bonito trasero, te
equivocas. Fue por tu sonrisa
de hada.

Si crees que me enloqueciste
con tus íntimos suspiros, te
equivocas. Fue por tu
atravesadora mirada.

5-ira-1

Si crees que me atrapaste con
tus juegos amorosos, te
equivocas. Fue porque contigo
sentí la totalidad.

Si crees que te echo de
menos en mis sábanas, te
equivocas. Añoro tocar tu
alma.

Si crees que me poseíste por
besar mi sexo, te equivocas.
Fue por absorber mi esencia.

22-liberacion

Si crees ahora que te
equivocaste después de
leerme, te equivocas
nuevamente. Solo fue la
seguridad insegura.

Si crees que merezco algo
mejor y exclusivo, te
equivocas, porque bebo tu
intensa calma.

Si crees que mereces una
pareja tradicional, te
equivocas, porque acepto tu
caos.

13570089_10206417268852134_776040590_o

Si crees que todas estas
palabras son infamia, te
equivocas, mi sudor y olor en
tu lecho son tuyos.

Y si crees que yo creo lo que
no debo creer, también te
equivocas, porque yo creo en
ti.

El Diario del Buen Amor.

Autor: Ritxard Agirrehttps://ri2chard.wordpress.com/
Ilustraciones: Mónica Condehttp://entreparadasmeentretengo.blogspot.com.es/

Puntos de venta:
eBook y físico en Amazon: https://www.amazon.es/El-diario-del-buen-amor/dp/8494405837
Librerías Elkar (Vizcaya) – https://www.elkar.eus/es/ficha_del_libro/diario-del-buen-amor-el/agirre-fernandez-ritxard/9788494405839
Corte Inglés: https://www.elcorteingles.es/libros/MP_0000572_A3GWRSU5SF7-el-diario-del-buen-amor-9788494405839/
Otras Librerías: Deustuko Liburudenda (Deusto), Librería Garza y Librería Maceda (en Santutxu), Cervantes Liburudenda (Galdakao), Librería Bikain (Barakaldo), y disponible también en Bibliotecas Municipales.

Reseñas: FRAGMENTOS, el Blog de Ángel Silvelo Gabriel – http://angelsilvelo.blogspot.com.es/2015/10/el-escritor-ritxard-agirre-presenta-el.html
El Blog de Sonia y Alberto: http://www.soniayalberto.com/2015/08/el-diario-del-buen-amor-de-ritxard.html
El Blog de Josune Magunazelaia: – http://josunemagunazelaia.blogspot.com.es/2015/06/apuesto-por-lo-que-creo.html

13578953_10206417239971412_1974139716_n

portada-diario

KARRANTZA
“Una derrota peleada vale más que una victoria casual”.
José de San Martín

Lamentable. De patético notable. Ese es mi estado físico. Dando vueltas a barrios en una carrera perdida en el culo del mundo. Y es que no podía salir bien ni desde el principio, que ya llegué en coche mareado de tantas subes y bajas y curvas por esas carreteras de Dios en Vizcaya, para llegar a un pueblo limítrofe en las faldas casi de Cantabria. El trayecto hasta aquí era un aviso. Las primeras vueltas eran un infierno de volver a subir y bajar por asfaltos rurales que comunicaban este amplio municipio, que no daban descanso, y además de curvas peligrosas y estrecheces en el camino, y los más de doscientos txirrindularis que éramos, era un milagro que no hubiera caídas, tal vez por pericia, o puede que simplemente por la dureza del perfil, ya que casi íbamos en fila india, sin descanso. El único respiro fue cuando pasábamos por la calle principal del pueblo, en donde una de las últimas vueltas, antes de acontecer el puerto final a la ladera de este valle.

El director de mi equipo se acercó a mí y me dijo que me pusiera a tirar en cabeza. El pelotón ya iría por la mitad de invitados, uno a uno eliminados por el sufrimiento inhumano que nos había infligido la organización. La verdad es que ni entendía cómo seguía entre los supervivientes, y la sola idea de llegar a cabeza de pelotón y ponerme a marcar ritmo a los demás me parecía una broma pesada, gastando unas fuerzas que no tenía, y quién sabe para qué, ¿para que el líder del equipo se quedará sin rivales en el tramo final? ¿Se creía que con mi risible pedaleo iba yo a eliminar a los gallos de pelea de otras formaciones? Así que le dije que se fuera a tomar mostos. El director pisó el acelerador y se fue enojado sin decir nada. Debí callar, solo asentir, y luego al final de etapa, cuando me pidiera explicaciones, rogar sopitas, y comentarle que simplemente las piernas no me daban. Creo que herí su sentido de la importancia, y en ese momento me sentí mal, pero ya no había tiempo de pensar en eso.

13428425_1729130674010150_4655875471609814409_n

Una curva a la izquierda tras pasar un puente por el río del pueblo. ¿Cómo se llamará este afluente? Siempre me han gustado los ríos. Su única misión de desembocar en el mar me ha fascinado. Me transmite calma. Ver fluir el agua consigue que me tranquilice y pare mi mente loca. Cuando llegue a casa lo miraré en la enciclopedia y lo anotaré. Otra curva a la derecha, todos nos estiramos más, y delante el puerto sorpresa. El desnivel temido y la carretera mala, muy mala, llena de gravilla y adoquines. Yo me quedo, no tengo fuerzas para rendir más, subiré como pueda, y llegaré, si es posible, de una pieza. Es la hora de los gallitos, los mediocres nos despedimos. A un lado de la carretera oigo a la gente vitorear, gritar, animar; con el rabillo del ojo empapado en sudor oigo y distingo una pareja de aldeanos que compasivamente y con ironía me dicen: -¡No te queda nada majo!-, y yo sigo encima de mi bicicleta retorciéndome. Este puerto, que no conozco, tiene pinta de ser una dura batalla. Poco más adelante otra pareja, ésta más joven, con niños que parecían de picnic, les oigo reírse mientras me señalan: -¡Jajaja…! ¡Mira cómo va ese! ¡Jajaja…!-. Una atracción de circo debía de ser en ese momento, estoy seguro de que iba último, y el puerto debía llamarse dolor. El desnivel seguía subiendo y la carretera empeorando. ¿Es que no arreglan estos asfaltos de mierda? ¡Cada vez había más gravilla! Curvas de herradura con sabor a muerte a cada metro, ya ni sabía si ponerme de pie o sentado. Tuve el valor de alzar la mirada y mejor que no lo hubiera hecho, solo observé la carretera que no acababa, el monte sin fin.

13445599_1729130647343486_5855246449716161822_n

Los coches de los equipos me iban rebasando uno por uno, el mío llegó el último y el director me volvió a hablar a pesar del desaire de antes. -¡Vamos, ánimo!-, exclamó. Yo como un subnormal integral le dije que esta vez se fuera a tomar txakolís, ¿qué hostias me pasaba? No se merecía esa respuesta. La impotencia me hacía hablar así, el enfado disfrazaba mi dolor externo e interno. El director pisó acelerador y siguió adelante. Sabía que mi reacción tendría consecuencias, y ya las temía. Sudaba. Otra curva de los demonios. Me apego al sillín y tiro de testiculina para poder salvarlo. Creo que debería dejar este deporte, ¿qué satisfacciones me daba? ¿Pasarlo como un culo? Otra curva, esta vez me levanto, me abro, y balanceo con el manillar la bici buscando la forma más cómoda de volver a librar el pellejo.

Me siento vacío, el hombre del mazo, como se conoce en el argot ciclista, me había golpeado sin piedad, y ya no era más que una sombra de mí mismo. Es curioso cómo la cabeza trabaja en los momentos de más dolor y sufrimiento, y me cuestionaba si mi afición a la bici no era más que una forma de evadirme de las dificultades de relacionarme con los demás, sobre todo con las mujeres; al fin y al cabo, el ciclismo aunque se corre en equipo, es un deporte individual donde solo dependes casi exclusivamente de ti. Recuerdo el año pasado en clase de primero de bachiller, cuando la chica pelirroja de clase me dirigió la palabra nada más empezar el curso.

13450314_747177292089857_8460504903653089576_n

–Hola, guapo.
-Hola.
–¿Qué tal si quedamos una tarde?
–¿Para hacer qué?
–Ay, no sé –respondió coqueta, mientras juagaba con su poblado cabello rizado y rojizo–. Podríamos ir al cine. ¿Qué te parece?
–Pues no sé… –contesté inseguro.
–Mmm… ya sé lo que te pasa. Tú prefieres quedar para otras cosas –sonrió pícara, y la verdad es que tenía razón, pero una mujer tan atrevida me empezaba a asustar, no me habían educado para esto–. Pero entiende que antes deberíamos conocernos…
–¿Conocernos? Bueno, la verdad es que no aspiro a tanto –indiqué como un panoli. Más tarde comprendí que la honestidad sexual con las mujeres no casa bien, y aquella cita de Cela: “Masturbarse es divertido, pero follando se conoce gente”, está muy bien exclusivamente entre hombres y con unas cervezas.
–¡Imbécil! –me calificó la linda adolescente de fuego en el pelo, y se sentó en su pupitre dándome la espalda… para siempre.

13555610_10206417243731506_477013185_o

Otra curva. Intuyo que esta es la última. Veo delante de mí el final del puerto con un regalo de otro desnivel de caballo. Bajo la cabeza y me dispongo a afrontarlo, mientras sigo recordando a la pelirroja aquella. No volvió a dirigirme la palabra, y yo deseé que lo hiciera todo el curso restante, demostrar que había aprendido la lección, y que los rituales con el género femenino hay que cumplirlos si quieres sacar a pasear la piruletita. Creo que algún día escribiré sobre las dificultades de ligar, al menos en mi noble villa. ¡Vaya! ¡Ya llego a la cima!, no siento ninguna alegría, ni siquiera dolor, no siento nada, solo quiero bajarlo, llegar a meta y pirarme para mi casa a llorar mi mierda de día. ¿Cómo se llama esta putada de puerto? Lo buscaré y lo escribiré en un Diario, sí, eso es lo que haré, si el infierno existe tiene nombre de puerto de montaña.

La bajada no es mucho mejor, peligrosa, apenas puedo coger velocidad, y los adoquines y las piedras siguen por todos los lados. Parece más una carrera de ciclo-cross, vaya basura de itinerario. Seguro que la han ideado gente que jamás se ha subido a una bicicleta. ¡Malditos! Respiro, abro mis pulmones, esto va a terminar pronto. No obstante, en una décima de segundo mi percepción cambia al terror absoluto, el tiempo se detiene, mi rueda delantera revienta, delante de mí otra curva de herradura y una valla de alambres hacen de escudo colina abajo. Entonces el silencio. La desmemoria de un segundo que se detiene y la visión se nubla.

05

Abro los ojos. Estoy boca bajo, algo me sujeta. Mi pierna derecha esta enganchada en las puntas alambradas de la valla. La sangre de mi extremidad derecha recorre hasta mi cintura, no intento despegar la pierna, me ha salvado de rodar colina abajo. No grito, pero sí gritan unos hombres que bajan apresuradamente de la ambulancia que siempre va en cola del pelotón. No han tardado nada, claro que no me extraña, quién iba a estar detrás de mí. Sería el último loco que seguía vivo en carretera, los demás supervivientes ya estarían en meta comiéndose un bocata de jamón o de tortilla de patatas, si es con cebolla mucho mejor. Uno de ellos sujeta mi pie desde la carretera, el otro salta la valla. Desde el otro lado, suelta mi pierna chorreante de glóbulos rojos. Me pongo de pie, y uno de los enfermeros me indica que suba a la ambulancia, la ira surge desde dentro y me hace gritar.

–¡No!!! ¡Voy a terminar la carrera!
–Pero estás con la pierna herida, y la rueda pinchada.
–¡No importa! ¡Estoy casi en la meta! ¡No voy a tirar la toalla estando tan cerca!!!
–Ya no hay coches para cambiarte la rueda –respondió el otro enfermero, como último cartucho para convencerme.
–Bajaré despacio –dije en un suspiro ahogado, que debió ser más convincente que mis gritos, pues ya no insistieron más.

13570089_10206417268852134_776040590_o

A día de hoy, mientras escribo estas líneas, no sé cómo me dejaron terminar. Monté en mi fiel compañera de metal, con suma precaución afronté la última recta del puerto, y me encontré en la calle principal del pueblo de Karrantza. Crucé meta escoltado por la ambulancia, un espectáculo tal vez pelín escabroso, ya que en ese mismo momento me di cuenta de que sollozaba mientras la gente aplaudía al último, al farolillo rojo con su pierna teñida del mismo color. Los compañeros de mi equipo, los que habían sobrevivido a la escabechina y los que no, ya estaban cambiados y aseados, el director se acercó a mí como un cohete.

–¡Cómo te atreves a mandarme a hacer puñetas en carrera! –me grita encolerizado. No respondo. Tiene razón y no tengo verbo–. ¡Te iba a dejar volver a casa en bici como castigo! –brama aún más elevadamente. Yo ni le miro. Mi silencio es mi forma de pedir perdón. Entonces se relaja, tal vez se da cuenta de que no todo es blanco o negro y concluye–: ¡Porque soy buena gente que pase por esta vez! ¡Coge tu bici y cuélgala en el coche! ¡Nos vamos!
Me pongo algo encima, y un compañero con alma caritativa se encarga de colocar mi bicicleta, yo bastante tengo con levantarme de mi pesadumbre y mi derrota. Otro compañero, que viene con las dietas de la carrera, me comunica que solo han acabado cuarenta ciclistas y que yo he sido el cuarenta y uno, pero fuera de control, por lo tanto, no tengo derecho al dinero. Eso me duele, no por el metal en sí, sino porque no se da valor al sacrificio que he hecho, ningún reconocimiento hay, mi nombre no aparecerá en la lista oficial. No soy nadie allí. Sólo un fantasma teñido de rojo. Ni pregunto quién ha ganado, a lo mejor es de mi equipo aunque lo dudo, puede que suene egoísta pero me importa un carajo. Solo quiero llegar a casa.

Mi amado director deportivo arranca y vamos dirección Bilbao, por fin. Desde la ventanilla veo el valle alejarse, y después de la guerra, la paz. No hablo en todo el trayecto de vuelta. A día de hoy no he vuelto jamás a ir por allí, pero algo de mí sí quedó en aquel pueblo. Recuerdo mis pensamientos de cómo en esos momentos de pesadumbre decidía colgar la bici para siempre, o al menos la competición. Unas curvas más adelante, y unos kilómetros más allá lo reconsideré. Puede que tal vez siguiera un año más, o por qué no dos, o pensándolo aún mejor…

Mejor toda la vida.

El Diario del Buen Amor.

Autor: Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/
Ilustraciones: Mónica Conde – http://entreparadasmeentretengo.blogspot.com.es/

Puntos de venta:
eBook y físico en Amazon: https://www.amazon.es/El-diario-del-buen-amor/dp/8494405837
Librerías Elkar (Vizcaya) – https://www.elkar.eus/es/ficha_del_libro/diario-del-buen-amor-el/agirre-fernandez-ritxard/9788494405839
Corte Inglés: https://www.elcorteingles.es/libros/MP_0000572_A3GWRSU5SF7-el-diario-del-buen-amor-9788494405839/
Otras Librerías: Deustuko Liburudenda (Deusto), Librería Garza y Librería Maceda (en Santutxu), Cervantes Liburudenda (Galdakao), Librería Bikain (Barakaldo), y disponible también en Bibliotecas Municipales.

Reseñas: FRAGMENTOS, el Blog de Ángel Silvelo Gabriel – http://angelsilvelo.blogspot.com.es/2015/10/el-escritor-ritxard-agirre-presenta-el.html
El Blog de Sonia y Alberto: http://www.soniayalberto.com/2015/08/el-diario-del-buen-amor-de-ritxard.html
El Blog de Josune Magunazelaia: – http://josunemagunazelaia.blogspot.com.es/2015/06/apuesto-por-lo-que-creo.html

13578953_10206417239971412_1974139716_n

Booktrailer:

LOS GRANDES OLVIDADOS

Publicado: 13 febrero, 2017 en Artículos Opinión

ninosn

Ya me parece bastante discutible los retratos de niños en los perfiles de WhatsApp. Padres orgullosos, sin duda, pero también imprudentes a mi modo de ver.

Aunque lo más denunciable es la proliferación de las imágenes de nuestros retoños en la redes sociales. ¿Acaso nos han dado permiso? ¿No deberíamos velar por sus derechos de imagen mientras sean menores? Si pedimos permiso para subir una foto de un amigo o incluso etiquetarle, porque es normal respetar a los demás y sus inclinaciones personales a ser mostrados o no al mundo, entonces, ¿por qué no lo hacemos con aquellos que son más frágiles? Lo que se sube a «la nube», dicen los expertos, se queda para siempre. ¿Qué les diremos a estos niños cuando alcancen la mayoría de edad y, tal vez, nos muestren su incomodidad? Poco valoramos, me parece, sus derechos a la intimidad.

10684075-dibujo-para-ni-os-de-la-familia-feliz-con-paraguas-en-el-oto-o-de-tiempo-foto-de-archivo

De todas maneras, más mesura pediría a nuestros representantes políticos. Ellos deberían dar ejemplo. Aún perdura en mi memoria la imagen de la diputada de Podemos llevando a su hijo recién nacido al Parlamento para reclamar sus derechos como madre. Y me parece muy bien que demande sus haberes. Pero, ¿y el derecho del hijo a no aparecer en los informativos? ¿Nos lo pasamos por el forro? ¿Acaso no deberíamos proteger a quienes son más vulnerables? Recordemos, que: “lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad”(K. A. Menninger).

d9_thumb

Los niños, poseen derechos fundamentales, entre ellos: a vivir en seguridad, bienestar y protegidos de cualquier tipo de explotación, ¿les suena?.

La verdad sea dicha, no es mi intención ofender a nadie, pero sí espero que este post sea una semilla, o como recitaba Patxi Andión: «mis palabras sirvan de palanca». El futuro consciente de esos infantes, cuando sean hombres, será el modelo que les hemos inculcado. El respeto no se asimila con la palabra, se aprende con el ejemplo.

Por ello, debemos ser IMPECABLES con los niños y sus derechos: los grandes olvidados.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

El edificio

“En un mundo donde triunfe la música la música, la imaginación y la fantasía es imposible que exista el odio, el rencor y las guerras”

El 10 de Noviembre, en el Aula de Cultura del Batzoki de Santutxu, presenté mi obra literaria “EL EDIFICIO”. Otra vez, y ya son tres aquí (la primera fue en Barriankua), la gente acudió para arroparme en esta nueva obra. Un cuento para adultos, que es como a mí me gusta llamarlo. Todo ello, gracias a Librería Garza, a la Agrupación de Comerciantes de Santutxu, a su presidenta Begoña de la Cruz que siempre es un apoyo para la cultura de nuestro barrio, y a Asier López, responsable del Batzoki del barrio, que nuevamente volvió a ceder el espacio para un evento de este tipo. Pero sobre todo, muchas gracias a todos los que asistieron, también a los que por motivos personales no pudieron, pero me acompañan y son fieles lectores de mis creaciones, ¡y ante todo muchas gracias a Santutxu!

“El Universo te da lo que necesitas, que muchas veces no es lo que deseas”.

Los asistentes, poco a poco, llegando y acomodándose.

Los asistentes, poco a poco, llegando y acomdándose.

Tras un breve presentación de Begoña de la Cruz, expliqué los motivos de la realización de este nuevo trabajo, y algunas de las muchas influencias literarias de las que se nutre “EL EDIFICIO”. Ciertamente, pocas comenté, pero me gusta dejar la sorpresas para los lectores y sus valiosas interpretaciones.

Una novela, donde un carismático gato negro, es el maestro de ceremonias, y el felino nos invita a recorrer con él sus numerosos pasillos y pisos, ¿le seguimos?

“Todo lo hecho con valentía, desinterés y libertad en la vida tiene su grata recompensa”.

Público asistente con Begoña, y yo, al fondo.

Público asistente con Begoña, y yo, al fondo.

He trabajado, con el objetivo, de que la lectura no sea sólo desde la mente, sino también desde el corazón, que es como yo entiendo, ¡han de leerse los cuentos y las fábulas!

SINOPSIS: “Un gato negro se cruza en la rutina de Ricardo y lo conduce a un extraño edificio. Un universo insólito de personajes lo aguardan y lo retan a conocer el inmueble con la recompensa de un fabuloso viaje, pero antes deberá superar las más asombrosas pruebas. En un principio, el miedo lo impulsa a salir de allí, pero la curiosidad puede más, y decide quedarse. A partir de ese momento, su destino cambiará para siempre.
EL EDIFICIO. Pasión, aventura, fantasía, magia, y revelaciones sorprendentes en una novela para adultos que aún llevan un niño en el corazón.”

“Un adulto es tan sólo un niño enfadado”.

Los enamorados de los eBooks ya pueden disfrutar de su lectura en Amazon:
https://www.amazon.es/EL-EDIFICIO-Ritxard-Agirre-ebook/dp/B01KSCY514/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1473158723&sr=1-1&keywords=el+edificio

Y, a continuación, os dejo la selección de las mejores fotos de la presentación de la obra de “EL EDIFICIO”, y por supuesto, ¡de su guardián felino!

“El destino es mi amigo hoy, y hoy es SIEMPRE”.

banner-fb-ritxard-el-edificio-2

img-20161111-wa0067

15073380_823252984482287_3236226860513642425_n

15078669_1796759470580603_724571449773793357_n

img-20161111-wa0045

img-20161111-wa0090

img-20161111-wa0046

img-20161111-wa0051

img-20161111-wa0052

img-20161111-wa0062

img-20161111-wa0063

img-20161111-wa0064

img-20161111-wa0065

img-20161111-wa0066

img-20161111-wa0068

img-20161111-wa0069

img-20161111-wa0070

img-20161111-wa0071

img-20161111-wa0072

img-20161111-wa0073

img-20161111-wa0074

img-20161111-wa0076

img-20161111-wa0077

img-20161111-wa0078

img-20161111-wa0079

img-20161111-wa0080

img-20161111-wa0082

img-20161111-wa0083

img-20161111-wa0084

img-20161111-wa0086

img-20161111-wa0087

img-20161111-wa0089

img-20161111-wa0041

el-edificio-portada-papel-v2

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

Sonreir

Publicado: 7 octubre, 2016 en Artículos Opinión, Yo soy de Santutxu

1951-Cheshire

Hará unos años, escuché a un Mago decir que la primera lección de la vida es sonreír; yo añadiría que es también la última, y si me apuras, la única que hay que aprenderse bien. Por ello, desde aquí, desde mi blog, apelo a sonreír. Sonreír no como medio, sino como fin. Sonreír por sonreír, porque como dice J. L. Cortés: “A veces, sonreír es la mejor forma de contribuir a cambiar el mundo”.

Smiles-Wallpaper

Sonreír a mi Padre que me guarda en el cielo, y a mi Madre que me alimenta en la tierra. Sonreír a los árboles, al viento, a mi bicicleta que me lleva. Sonreír al pájaro que trina cuando paso sudoroso en mi pedaleo. Sonreír a la carretera, al camino y al sendero que no me lleva a ninguna parte más que a mi eterno disfrute. Sonreír a mis amigos y enemigos, al amor, a la amistad, y a la pasión. Sonreír con el espíritu, pero también con la carne, sonreír a los ojos, a la boca y al escote de esa chica que tanto nos gusta. Sonreír a mi barrio, a mi ciudad, al planeta, al universo, porque la creación también nos sonríe. Sonreír para compartir, desinteresadamente y sin condiciones. Sonreír porque toca sonreír.

47004_sonreir_no_es_mostrar_los_dientes_sino_el_alma

Sonreír a los fascistas, racistas, fundamentalistas, machistas, feministas, y a cualquier tipo de fanáticos que nada se cuestionan ni razonan, porque son los que más lo necesitan. Sonreír a los intransigentes, a los obsesos, dictadores, y autoritarios, porque son los que más amor precisan, ¡y una sonrisa es un arma de destrucción masiva! Sonreír a la intolerancia, al sectarismo, al maniqueísmo, al reduccionismo y al dogmatismo, porque LA SONRISA SIEMPRE INTEGRA y nunca excluye.

Sonríe a la vida, y ella te sonreirá a ti, pero también sonríe a la muerte, porque esta no va detrás de ti como dicen muchos, sino que te espera en meta con un ramo de flores, y cuando llegas, cariñosamente, te da un toque en la espalda, y sonriendo te susurra: “lo has hecho bien, campeón”.

Y, si me río y me sonrío, si al acabar esta sonrisa hecha letras, estás sonriendo, entonces, que tu sonrisa se una a la mía, y sonriamos juntos, no como medio sino como fin.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

jovenes_e_inconscientes4

“La vida no es una película. Y encima de una bicicleta, la verdad solo se escribe día a día…”

Hacía mucho que no me animaba a reseñar una obra literaria. Leía pero no sentía esa necesidad de ponerme delante del PC y darle a la tecla. Eso era porque después de varias lecturas, más o menos afortunadas, ninguna me llegaba realmente al corazón, pero creedme que la autobiografía deportiva, y muy humana, del indómito ciclista francés Laurent Fignon me ha llegado al alma. Por ello, he aquí mi rendido afecto, no solo a su obra sino también a una forma de ser y vivir.

portada

“La bicicleta provoca al destino”.

Mi primer recuerdo de Laurent Fignon es en el primer Tour que presencié por televisión con 14 años, en 1989. Ese Tour fue de los más curiosos y apasionantes. Primero, por el despiste de Delgado en etapa prólogo y su pájara descomunal al día siguiente en la contrarreloj por equipos, seguramente, muy afectado por el día anterior, que le hizo perder todas su opciones de revalidar el Tour que ya había ganado el año anterior, pero sobre todo, porque el último día en París el ciclista parisino perdió, como todo el mundo sabe, su maillot de líder en la última etapa, y su rival Greg Lemond se alzó con el triunfo en aquella loca edición del Tour. El estadounidense le arrebató la victoria usando, en aquel entonces, un manillar especial de triatleta que le hizo volar contra el crono y quitarle más de dos segundos por kilómetro a Fignon. Aún tengo en la retina ese Tour y ese día.

“En la bici está la verdad desnuda”.

381_630x355

Confieso que yo me alegré aquel día. Por aquel entonces, las nacionalidades me influían, y el carácter que transmitía Fignon, al parecer prepotente y engreído, no ayudaba. Me alegré de que ganara Lemond, que era más simpático ante el gran público, pero recuerdo perfectamente esa edición, y si alguien mereció ganarlo fue el francés, mucho más combativo, dando la cara en todo momento. El estadounidense que no hacía más que esconderse y chupar rueda, y en las contrarreloj sacaba tiempo con su manillar de triatleta, pero claro, juzgar es muy fácil, y cada uno juega con sus armas. Eso también hay que valorarlo.

Laurent-Fignon (1)

“¿De qué es señal un campeón excepcional sino de la excepción?”

El libro comienza con un inteligente prólogo del también en aquel entonces corredor Peio Ruiz Cabestany, que compartía equipo y habitación con el parisino. Relata una anécdota en la que vemos al Fignon más puro, su carácter volcánico. Nuestro carismático protagonista es molestado por una periodista mientras está desayunando, y el ciclista guipuzcoano asiste atónito al desaguisado que allí se produce. Es una forma de ponernos en guardia ante lo que nos vamos a encontrar. Un ciclista orgulloso, que de nada se arrepiente y hace gala de ello y que, sobre todo, y así se encarga de recordárnoslo cada vez que tiene ocasión, no le gusta nada el circo mediático que rodea las pruebas de ciclismo, lo que le granjeó muchos enemigos, sobre todo en la prensa…

“El ciclismo continuaría. Sin mí. La vida continuaría. Conmigo.”

Laurent-Fignon

A todo el mundo que le gusta el mundo de la bicicleta sabe que esta se basa en sensaciones, es más, creo que somos un poco yonkis de ella. Podemos estar sufriendo un montón de kilómetros pero cuando te conectas, las piernas te dejan de doler, tu mente, tu corazón y tu cuerpo se fusionan con el metal, entonces el sufrimiento ya no existe, solo la alegría y el gozo. Esto puede ser un instante, unos minutos o el día entero, y das por bueno todos los sinsabores que has pasado para llegar a ese momento. Laurent Fignon, que empezó meteóricamente su carrera, a los 23 años ya ganó dos Tours, pronto tuvo mala suerte con las lesiones y estuvo mucho tiempo trabajando para recuperar aquellas sensaciones y volver a su mejor nivel, como bien reflexiona en su libro: “Ciclismo, amante ingrata. Tan cerca de ti y al mismo tiempo tan lejos…”, y cuando recuperaba el golpe de pedal que le hacía poderoso, aprovechaba para atacar y aplastar a sus rivales, que era lo que más le gustaba, la competición.

“Divertirse es el mejor antídoto contra la muerte”.

laurent-fignon-9

Poco antes de publicar esta obra, Fignon relata que recibe la terrible noticia de que tiene un cáncer muy avanzado, contra el que luchó hasta el final que todos ya conocemos. Gracias a este libro no solo me he reconciliado con un ciclista que en mi adolescencia me produjo rechazo, sino que además ahora, en mi vida adulta, puedo decir que lo que me ha trasmitido, de puño y letra, me ha emocionado, y mi animadversión se ha transformado en asombro. ¿Quién no ha querido alguna vez ser como Fignon y mandarlo todo a tomar vientos? ¿Decir lo que piensa sin miedo a represalias ni a nadie? ¿Ser uno mismo en su estado más puro duela a quien duela? Supongo que ahora lo sé: le tenía envidia y ahora, admiración. Él era un campeón, y desde aquí, le quiero rendir mi más sentido homenaje y darle las gracias por su obra, pero sobre todo, por ser lo que fue: un ganador.

“El final de una vida siempre es único. Como el fin del mundo”.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

EL EDIFICIO

Publicado: 6 septiembre, 2016 en EL EDIFICIO

el-edificio-portada-papel-v2

Próximamente, para finales del presente año, se presentará mi nuevo trabajo del que os adelanto la sinopsis.

“Un gato negro se cruza en la rutina de Ricardo y lo conduce a un extraño edificio. Un universo insólito de personajes lo aguardan y lo retan a conocer el inmueble con la recompensa de un fabuloso viaje, pero antes deberá superar las más asombrosas pruebas. En un principio, el miedo lo impulsa a salir de allí, pero la curiosidad puede más, y decide quedarse. A partir de ese momento, su destino cambiará para siempre.
El edificio. Pasión, aventura, fantasía, magia, y revelaciones sorprendentes en una novela para adultos que aún llevan un niño en el corazón.”

Los enamorados de los eBooks ya pueden disfrutar de su lectura en Amazon:
https://www.amazon.es/EL-EDIFICIO-Ritxard-Agirre-ebook/dp/B01KSCY514/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1473158723&sr=1-1&keywords=el+edificio

Para los amantes del papel os solicito un poco de paciencia aún. Toda espera tiene su recompensa. Y mientras aguardamos, yo escucho a Prem Joshua, en esta ocasión con su tema “Secret Places”, del que os invito a disfrutar conmigo.

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

banner-fb-ritxard-el-edificio-2

FANATISMOS DOMÉSTICOS

Publicado: 30 agosto, 2016 en Sin categoría

fanatismo (2)

Todos nos sentimos consternados cuando movimientos fanáticos golpean en Occidente. Vemos con preocupación las guerras que se desencadenan en Oriente y nos salpican, como digo, en modo de atentados. ¿Cómo se combate el fanatismo? Es la pregunta, sin duda, del millón. Supongo que solo se puede combatir a largo plazo, es decir, educando a los niños en un libre pensamiento, sin ataduras ideológicas, confiando en que en épocas futuras esa base ordene y encauce sus vidas y las de sus países por un sendero de respeto e integración.
De todas maneras, no hay que irse muy lejos para encontrar distintas expresiones de sentimiento fanático. En nuestro a día a día lo vemos a todas horas. Lo que pasa es que está tan normalizado que no nos damos cuenta o no lo vemos por pereza.

“Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema”. (Winston Churchill)

fanatico-futbol-396x300

Ejemplos tenemos varios. El fútbol es un prototipo claro en el que algunas personas pierden la racionalidad y terminan comportándose como animales, muchas veces con violencia desatada por preservar la nobleza de su equipo y colores. Estas actuaciones son muy parecidas también en política, donde los afiliados defienden todo aquello que haga su partido, sea bueno o malo, sin debatirse ni criticar nada, solo porque son “sus ideas”. Entonces la emoción derrota a la razón, y nada puedes reprender de alguna más que discutible decisión política de su partido, porque se lo van a tomar como un ataque personal. Una pena.

“Si entre las muchas verdades, eliges una sola y la persigues ciegamente, ella se convertirá en falsedad, y tú, en un fanático”. (Ryszard Kapuściński)

1408420800_140842_1408420800_noticia_normal

En los movimientos colectivos es igual. Se abrazan como si fuera dogma de fe, como si fueran perfectos en su esencia. Hay que recordar que el feminismo, por ejemplo, promulga la igualdad entre sexos. Yo estoy de acuerdo con tal afirmación, sin embargo, ¿no sería mejor entonces cambiar el nombre a la ideología? Por coherencia, para aunar a ambos, digo yo. Imagino que muchas feministas me dirían que eso es una tontería, cuando están a vueltas de que el lenguaje es claro ejemplo de machismo y opresión del patriarcado. A ver, que yo las entiendo, a mí tampoco me gusta que se dirijan a mí como persona, en vez de como “persono”, o que cuando juego al fútbol, me denominen futbolista, en vez de “futbolisto”. Claro que, si un día me convencen y me abrazo a las bondades de su movimiento, entonces, ¿diría que soy “feministo” en vez de feminista? También veo que nada dicen sobre la ley de “violencia de género”, que no deja de ser una ley que concede privilegios a una parte determinada de la sociedad, y a ser incoherente sobre esa igualdad que tanto promulgan. Todos deberíamos ser iguales ante la ley, sin discriminación de raza, religión o sexo. Eso sería lo coherente. (https://ri2chard.wordpress.com/2016/01/18/la-violencia/) ¿Por qué no denuncian esta desigualdad las feministas? Esto de los privilegios es muy goloso, sobre todo si son para mí, claro, ¿o no? Si me equivoco, por favor, díganmelo. Las mujeres no son el único colectivo que lo han pasado mal, también otros, como los negros o los homosexuales, las han pasado canutas y no observo que tengan leyes preferenciales y exclusivas para ellos.

“El privilegio, por definición, defiende y protege al privilegio”. (Plutarco)

frase-quien-no-quiere-pensar-es-un-fanatico-quien-no-puede-pensar-es-un-idiota-quien-no-osa-pensar-es-francis-bacon-102363

Para finalizar, quiero decir que, si los seres humanos somos falibles, nuestras religiones, ideologías políticas y movimientos sociales también lo son. No es constructivo abrazarlos como si fueran la panacea porque no lo son. Deben ser algo vivo, criticable y, por supuesto, con margen amplio de mejora continua.

Supongo que tras estas disertaciones mucha gente estará en desacuerdo y eso es bueno: poder pensar, debatir, con respeto siempre, intercambiar ideas. La receta para todo esto, a mi parecer, es la misma que en mi primer párrafo: el libre pensamiento, que nunca debe ser una amenaza. La amenaza es cuando nos fanatizamos con aquello en lo que creemos.

“Un fanático es un individuo que tiene razón aunque no tenga razón”. (Jaume Perich, 1941-1995. Humorista español.)

Y para despedirnos con humor, poesía, y mensaje. Para ello, nadie mejor que el gran Joan Manuel Serrat, con su tema “Señora”, uno de esos que tanto me gustan de su repertorio setentero 😄

Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

Portada Diario

¡Hola amigos!

Os dejo el enlace al Booktrailer de mi novela, “El Diario del Buen Amor”, que este año 2015 he publicado.
Muchas gracias a mi amigo y músico, Jose Ángel Arrabal Izquierdo, por cederme el blues “Noche negra”, a la escritora Josune Magunazelaia que es la guionista del booktrailer, y a la dibujante, Monica Conde, por sus ilustraciones en la producción de este vídeo.

El libro lo podéis encontrar en las librerías de Euskadi. Sobre todo en: lo puedes obtener en Santutxu, Librería Garza y Librería Maceda, en Bilbao, Librerías Elkar, en Galdakao, Cervantes Liburudenda, en Deusto, Libreria Deustuko Liburudenda Deusto, en Baracaldo, Librería Bikain., pero si eres de fuera, o simplemente quieres tu ejemplar firmado por el autor, puedes mandarme un mail (ritxard@yahoo.es), o ponerte en contacto también en un privado por Facebook (https://www.facebook.com/ritxard.agirrefernandez).

eBook en Amazon: https://www.amazon.es/EL-DIARIO-DEL-BUEN-AMOR-ebook/dp/B01H9FM0U6/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1466326158&sr=1-1&keywords=el+diario+del+buen+amor

“Una vez ya cómodos en el buga del amor, ella buscó afanosamente mi entrepierna con ganas. Iba a ser un encuentro de poca conversación. Aquí cobra sentido el dicho “menos es más”, es decir, menos hablar y más follar en la vida. Joder, como lenguaje universal único donde nos hace a todos iguales. Como elevador de consciencia. Es normal que las sociedades y religiones hayan mutilado el sexo. Es el camino a la autonomía, a la independencia de pensamiento, a la autenticidad del ser, a la unidad con el universo, a la fuente de la vida, al abrazo de la verdad. Al no hay ayer ni mañana, solo hoy y ahora. La mejor meditación. La unión. La comprensión de lo no verbal. El enemigo de las sociedades dogmáticas y represivas. Bofetada de los ejércitos, las armas, el poder material, y el ego. Una patada al deseo de aquello que nada debería importarnos. No. No nos quieren así. No les interesamos libres. Solo quieren darnos el humo de lo que no existe, y sacarnos nuestra energía. Vampiros. Cerdos cebados de sombras de autoridad. Así estamos controlados. Así somos serviles. En plena diarrea mental, mi linda amiga me despierta con esas hermosas decisiones que esa madrugada decidió compartir conmigo.”
(Extracto del capítulo EL VIAJE III)”

El Diario del Buen Amor – Ritxard Agirre
https://ri2chard.wordpress.com/

3

“Tenía curiosidad por saber el significado de esos símbolos, y ver por qué me gustaban o no. Y así me lancé a leer sobre el tema. Por supuesto, tenía que comenzar por los que no me habían gustado nada: El Colgado, La Muerte, El Diablo y La Torre.” Georgina Jacobs.

“A través de la aceptación de nuestra parte oscura, y su incorporación a la personalidad consciente, lograremos un mayor conocimiento de nuestro ser y de las herramientas que poseemos para nuestro camino” Rikard Ö Zubizuria.

4

El 10 de Diciembre, jueves, se presentó en el aula de cultura (junto al Batzoki de Santutxu), el ensayo “Tarot. Camino de luces y sombras” (una obra donde remarco que el tarot es una poderosa herramienta de meditación, reflexión, y autoconocimiento), y que tuve la fortuna de contar con la ayuda inestimable de Begoña de la Cruz, presidenta de la Agrupación de Comerciantes de Santutxu y dueña de la Librería Garza, Mari Carmen Jiménez Cruz (tarotista y numeróloga), y Ricardo J. Palmeiro (historiador, astrólogo y tarotista), a los que agradezco su apoyo desde mi blog, ya que sin ellos el evento no habría sido posible, y mucho menos, celebrado con el éxito que tuvo, ya que todos pasamos un rato muy agradable, participativo, ameno y cercano, con algunas que otras divertidas ocurrencias, ¡y con el buen humor también muy presente!

5

“En este ensayo, los paralelismos vivenciales con el mundo de la bicicleta y los ejemplos doctrinales de Jesús, Buda, Osho y Lao Tsé, entre otros maestros espirituales, escritores y artistas en general que aparecen, pueden crear controversia y, quién sabe, polémica. El tarot, para mí, es libertad, y puede que muchos puristas estén en desacuerdo con mi estudio de los arcanos, ¡pero qué se le va a hacer! Siempre tuve claro que no iba a hacer un refrito dogmático sobre lo que es el tarot, prefiero como dije, jugar y arriesgar. Y sobre esto que acabo de exponer, me atrevo a aventurar que la vida es como andar en bicicleta: a veces sufres, otras disfrutas, y cuando te caes, por muy aparatosa y dolorosa que sea la caída, siempre puedes volver a levantarte. Es una cuestión de voluntad.”

Deseo también agradecer toda la gente que acudió y se interesó por la obra, fue una sorpresa para mí que la sala se llenase en fechas tan complicadas, por ello quiero aquí rendir, sin más dilación, este sentido homenaje a todas las personas que acudieron.

¡Os dejo a continuación todas las fotos de evento!
Un abrazo.

“El Tarot es un lenguaje que el Universo nos ha enviado para poder comunicarnos con él”
Ritxard Agirre – https://ri2chard.wordpress.com/

karlos

1

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

32

33

34

35

37

38

39

40

41

42

43

44

12241606_665037523637168_1208522727954389763_n

12321607_665037230303864_1887327923386405312_n

12351123_665070746967179_452098740_n

12351128_665070736967180_1227277102_n

12351168_665070193633901_983701769_n

12355132_665070203633900_276580038_n

12355215_665090980298489_1288196555_n

12355353_665070850300502_833675517_n

12357956_665072463633674_201605398_n

12358487_665070130300574_1419664313_n

12358493_665090776965176_345627346_n

12366583_665070786967175_1545982301_n

12366803_665070366967217_791254748_n

12367024_665070896967164_1310404156_n

12367052_665070210300566_1931663942_n

12367106_665072436967010_1671580531_n

12376118_665040673636853_6669422147418952667_n

12380150_665070886967165_1739630941_n

12380157_665070586967195_277743933_n

12386574_665070756967178_410507216_n

12387949_665070220300565_87275529_n

12387951_665072493633671_832204191_n

ULTIMO